Por Exaltación González

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya cumplió sus primeros 7 meses y los mexicanos se empiezan a decepcionar de los pocos resultados positivos que sus acciones han tenido en la vida cotidiana de la ciudadanía.

Las expectativas que AMLO genero en los mexicanos fueron muchas y muy altas.

Poco más de 30 millones de mexicanos que votaron por él pensaron que en pocas semanas México cambiaría.

Le creyeron que la gasolina bajaría de precio.

Le creyeron que el ejército regresaría a los cuarteles.

Le creyeron que la inseguridad seria controlada.

Le creyeron que la corrupción se acabaría de la noche a la mañana.

Le creyeron que los corruptos irían a la cárcel.

Le creyeron… le creyeron y le creyeron todo.

Pero lo cierto es que AMLO poco ha podido hacer en estos meses para cambiar las condiciones de las familias de los mexicanos.

La realidad está rebasando las posibilidades y los deseos del presidente. Lo cierto que lo único novedoso del gobierno de Andrés Manuel son sus reuniones mañaneras en las que no hace otra cosa más que hablar, hablar y hablar.

El presidente en sus sesiones matutinas habla y habla y sigue hablando. Los mexicanos se empiezan a cansar y ya no le creen.

Esto quedó demostrado en la reciente encuesta de Mexico Elige que se hizo en los primeros días de julio.

La popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador ha caído por debajo del 50%, al registrar un nivel de aprobación del 46.9%, de acuerdo con una encuesta de México Elige difundida este lunes.

El sondeo –aplicado a través de Facebook entre el 2 y el 7 de julio– muestra que la calificación del mandatario es, en general, del 44.6%, un 5.1% menor a la que obtuvo en el mes de junio, cuando fue del 49.7%.

Este ejercicio aplicado a 18,352 mexicanos muestra que un 31.7% considera el principal problema del país a la seguridad; mientras que un 49% coincide que el principal desafío de las familias mexicanas es la economía.

Respecto a la revocación del mandato, en esta encuesta el 50.6% dijo querer que el presidente López Obrador renuncie; mientras que el 46.2% dijo que el mandatario debe quedarse en el poder; solo el 3.6% respondió no saber.

Si López Obrador se reeligiera en las elecciones de 2024, el 29.2% votaría por él; el 8.6% contestó que probablemente lo haría; el 6.7% dijo que no; el 2.2% indicó que probablemente no, y el 53.4% respondió que seguro no votaría por él.

Sobre las acciones del presidente:

El 56.4% está en contra de las consultas a mano alzada.

El 40.8% cree que el acuerdo alcanzado con Donald Trump fue malo.

El 57.6% reprobó el apoyo de 30 millones de dólares que se dio a El Salvador.

El 52.9% piensa que el despliegue de la Guardia Nacional fue una buena acción.

Lo más lamentable de todo es que la gente ya se empezó a dar cuenta que Andrés Manuel López Obrador es más de lo mismo. Por sus frutos los conoceréis.