Por Jorge Morán

Desde la creación del programa de trasplantes en Baja California a mediados de la década de los noventa, se han realizado más de 1,200 operaciones en las diversas instituciones de salud públicas y privadas de la entidad, informó Edgar Castillo López.

En el marco del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos, el Secretario Técnico del Consejo Estatal de Trasplantes dio a conocer los avances que se han registrado durante los poco más de 20 años que el programa ha estado en funcionamiento en el estado.

El primer trasplante de órgano en Baja California se realizó en el año de 1994 en el municipio de Ensenada, desde entonces se han realizado un total de mil 214 intervenciones a nivel estatal, con un promedio cercano a los 150 trasplantes al año confirmado desde 2015.

El Hospital General de Mexicali particularmente se ha destacado en este rubro, afirmó el doctor, pues desde que la institución implementó el programa de trasplantes de riñón en 2013 se han realizado más de 50 intervenciones, 16 en lo que va del presente año y de los cuales 7 fueron de donaciones cadavéricas, liderando de esta forma el número de operaciones que se registran en el estado.

Sin embargo, Castillo López reconoció que México es un país con primeros lugares en obesidad y sobrepeso a nivel mundial, lo cual provoca que se cuente con una lista de pacientes con necesidad de sustitución renal más grande que naciones de primer mundo. Actualmente, en el estado, la Secretaria de Salud cuenta con una lista de 147 personas que se encuentran en protocolo para recibir algún órgano tanto en instituciones públicas como privadas.

“Si a esto le añadimos que no hay presupuesto suficiente para atender a todas estas personas, estamos en un problema de salud muy serio”. Remarcó Castillo López.

Se pretende que durante 2019 el Hospital General de Mexicali ponga en funcionamiento el programa de trasplantes de córnea y de hígado, el cual tan solo se encuentra en espera del permiso por parte del Gobierno Federal. Se tenia contemplado que los programas dieran inicio este año, pero tanto el terremoto ocurrido el año pasado en el centro país como la transición de la administración federal provocaron que estos se postergaran.