Por Jorge Morán

Al persistir las dudas en torno a la aplicación de los estímulos fiscales en la frontera norte del país, actualmente menos del 10% de las empresas de la franja se han acercado al programa del Gobierno Federal, manifestó Gustavo de Hoyos Walther.

El presidente nacional de la Coparmex señaló que el programa que pretende disminuir el IVA y el ISR en la región cuenta con demasiados requisitos, y que la falta de una aplicación específica ha provocado serias afectaciones a diversas industrias.

Lo anterior, comentó, se da principalmente en aquellas empresas del sector automotriz y de gasolina, las cuales se han visto en la situación de comprar productos con IVA al 16% y tener que venderlos al 8%.

“Si esta situación no se regulariza, si no hay un programa que permita que haya una recuperación inmediata del diferencial del IVA, lo que va a ocurrir es que muchas empresas van a dejar de aplicar este programa”, expresó.

Es por ello que hizo un llamado al Gobierno Federal para que los requisitos del estímulo fiscal sean más flexibles y permitan a las empresas de la región beneficiarse de ellos con mayor facilidad.