Más de 5,400 deportistas de 37 países y territorios buscarán dejar huella en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, la competición regional más antigua del mundo que arrancará hoy y tendrá competencias hasta el 3 de agosto en Barranquilla.

México es una de las siete delegaciones numerosas que tomarán parte en la contienda. El conjunto está plegado de jóvenes talentos para pelear por el segundo puesto del concurso, ya que el líder indiscutible es Cuba.

La representación nacional está conformada por 672 atletas, seguida de Colombia con 595 y de la propia Cuba con 539.

De acuerdo con el comité organizador, en el cuarto peldaño se coloca Venezuela con 505, le sigue República Dominicana con 447, Guatemala con 420 y Puerto Rico con una representación de 354.

Hoy se realizará ceremonia de apertura de la justa, que estará engalanada con la Miss Universo de 2014, Paulina Vega, y la cantante Shakira, ambas nacidas en Barranquilla.

La inauguración será un evento internacional con arte, cultura y tecnología que convertirá en un teatro de luz y color al estadio Metropolitano, la casa de la selección colombiana de fútbol.

Durante la ceremonia, que tardará unas dos horas, se recreará un siglo en la historia de la ciudad, informó Alejandro Char, alcalde de Barranquilla.

México va con todo en clavados, tae kwon do, tiro con arco, tiro deportivo, rácquetbol, esgrima y gimnasia.

De acuerdo con los organizadores, se darán cita 5,580 competidores en busca de 3,220 medallas.

En la delegación mexicana van tres medallistas olímpicos: los clavadistas Paola Espinosa e Iván García y la arquera Aída Román.

La delegación mexicana buscará superar lo hecho en los Juegos de Veracruz 2014, donde se consiguieron 332 medallas, 115 de oro, 106 de plata y 111 de bronce.

Rómmel, con todo

El experimentado clavadista yucateco, Rómmel Pacheco Marrufo dijo que sólo espera debutar este sábado en las pruebas de trampolín de tres metros.

“Lo que hiciste o dejaste de hacer en los entrenamientos ya quedó a atrás y ahora a disfrutar”, subrayó el competidor, que es uno de los rivales a vencer.

Pero además de Pacheco Marrufo, abrirán la competencia Carolina Mendoza, Paola Espinosa y Jahir Ocampo, todos en trampolín de tres metros, con el objetivo de ir por su pase a la final.

“Me siento bien y con el ánimo de la medalla”, comentó el competidor que en redes sociales mostró su desagrado por las condiciones de las habitaciones de la Villa Centroamericana, la cual calificó como una cárcel.

Rómmel vaticinó que sus rivales fuertes son los cubanos. El yucateco también verá acción en la prueba de trampolín sincronizado junto a Jahir Ocampo.

El yucateco, que en el Campeonato Mundial de Budapest se quedó con la plata en los saltos mixtos a lado de Viviana del Ángel Peniche, obtuvo su primer oro en los Panamericanos de Santo Domingo 2003 y tiene la firme intención de coronarse en Barranquilla 2018.

“Estoy contento de estar en otros Centroamericanos y como en cada competencia representar a mi país es un orgullo. He estado en tres Centroamericanos y nunca una medalla de oro, así que ahora voy por ella”.— EFE Y NOTIMEX