México decreta incentivos fiscales para atraer empresas por nearshoring

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario

El nearshoring es el proceso de re localización derivado de una tendencia que existe en los mercados globales por acercar las cadenas de suministro a los mercados. Todo lo anterior se estimulo en el marco de la pandemia y de los problemas de suministro que ocurrieron por temas de falta de suministro de proveedores lejanos, principalmente de China. Ahora los Estados Unidos, y en general las empresas estan determinadas a ubicar centros de producción que aseguren el suministro ante ese tipo de fenómeno.


En este sentido, el sector empresarial y el Gobierno Federal han venido trabajando para aprovechar este proceso global y atraer mas inversiones a México. Este 11 de octubre se publico un decreto que ofrece beneficios fiscales para hacer efectivo esa estrategia.

Las deducciones de impuestos varían según el tipo de bien, con los niveles más altos, de 89%, para dados, troqueles, moldes, matrices y herramental, y para maquinaria y equipo destinados directamente a la investigación de nuevos productos o desarrollo de tecnología en el país.

“Además, se garantiza una deducción adicional del 25 % durante tres años para gastos de capacitación de trabajadores, enfocándose en el desarrollo del capital humano”, precisó Yorio.
El nearshoring es un fenómeno que se intensificó tras la pandemia de Covid-19 en el que empresas reubican sus cadenas de producción desde otras regiones, en particular de Asia, para acercarlas a donde están sus principales mercados de consumo, como Estados Unidos.
Bancos e instituciones financieras coinciden en que México es uno de los más beneficiados, por su cercanía con Estados Unidos y la guerra comercial de ese país con China.

Una estimación del Consejo de Empresas Globales (Ceeg) prevé que México podría añadir a su producto interior bruto (PIB) hasta 2.5% en los próximos seis años por el nearshoring y alcanzar niveles de inversión extranjera directa (IED) de hasta 50,000 millones de dólares solo por este fenómeno.
¿En qué consisten los beneficios fiscales?

  1. Inversión inmediata de activo fijo
    Posibilidad de optar por efectuar la deducción inmediata de la inversión en bienes nuevos de activo fijo (utilizados por primera vez en México), que sean utilizados en las actividades consideradas clave y que hayan sido adquiridos a partir del 12 de octubre de 2023 (entrada en vigor del decreto) y hasta el 31 de diciembre de 2024 (se deberá de mantener el uso del activo durante mínimo 2 años inmediatos al ejercicio en el que se efectúe su deducción con algunas excepciones). Podrá deducirse en el ejercicio en el que se realice la inversión la cantidad que resulte de aplicar al monto original de la inversión los porcentajes establecidos en el decreto, atendiendo al tipo de activo o actividad. El monto excedente será deducible conforme a la mecánica prevista en el propio decreto.
    Este estímulo solo procederá cuando se estime que durante los ejercicios fiscales 2023 y 2024 el monto de los ingresos provenientes de las exportaciones de los bienes mencionados representará al menos el 50% de su facturación total en cada ejercicio. En caso de que no se cumpla dicha estimación, deberán dejarse sin efectos los estímulos fiscales y se deberá cubrir el impuesto, la actualización y los recargos correspondientes.
  2. Deducción adicional de gastos de capacitación
    Asimismo, se prevé la posibilidad de aplicar en la declaración anual de los ejercicios 2023, 2024 y 2025 un incremento del 25% del gasto erogado por concepto de capacitación vinculada con las actividades de la empresa, que reciba cada uno de sus trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social en el ejercicio de que se trate. Dicho incremento consiste en el diferencial entre el gasto por capacitación en el ejercicio de que se trate y el gasto promedio por el mismo concepto en los ejercicios 2020, 2021 y 2022.
    ¿Qué requisitos se deben cumplir?
    Los principales requisitos previstos para la aplicación de los mencionados estímulos son, entre otros, los siguientes:
  • Ser contribuyentes que tributen conforme a los regímenes mencionados en el Decreto de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.
  • Estar inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes y tener habilitado el buzón tributario y los medios de contacto válidos con las autoridades fiscales.
  • Contar con la opinión del cumplimiento positiva.
  • Presentar un aviso en el que se manifieste que se opta por la aplicación de los estímulos fiscales durante los treinta días naturales inmediatos siguientes al mes en el que apliquen por primera vez.
  • No estar en los supuestos previstos para que no proceda la aplicación de los estímulos, tales como ser considerado una Empresa que Factura – Operaciones Simuladas (EFOS); tener un socio accionista considerado como tal; o celebrar operaciones con un EFOS sin haber acreditado la efectiva materialización de la operación; entre otros.

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.