El Gobierno de México se unió al llamado urgente a la región y a la comunidad internacional para realizar las acciones colectivas necesarias que permitan frenar la tragedia ambiental que se registra desde hace varios días en la región de la Cuenca del Amazonas, provocada por los incendios forestales.

En un pronunciamiento, la oficina a cargo del canciller Marcelo Ebrard ofreció apoyo “y se mantiene en contacto con las autoridades de los países afectados, con plena disposición de respaldarlos”.

Advirtió que esta catástrofe está afectando la biodiversidad del bosque tropical más grande el mundo, el cual es considerado un espacio vital para enfrentar el calentamiento global.

Los incendios en el Amazonas han afectado gravemente a diversos naciones, entre ellos a Bolivia, Brasil y Paraguay.

Con información de www.jornada.com.mx