México.- El senador por Morena, Ricardo Monreal, detalló una serie de recortes en el Senado de la República como parte de la política de austeridad que se va a implementar en la Cámara Alta.

Y es que señaló, en comparación con las ocasiones que ha sido senador, en esta vez encuentra al poder legislativo con ‘obesidad’, por lo que deberá ‘deschatarrizarse’ o quitar los innecesario en cuanto a gastos.

Detalló que las subvenciones se reducirán en 50 por ciento, por lo que de los mil 200 millones de pesos que se destinaban, bajará a 600 millones, cifra que aún le parece alta.

El exdelegado de la Cuauhtémoc detalló que el Senado ya no pagará los boletos de avión semanales, seguros médicos, apoyos para lentes, vales de gasolina, tarjetas de peaje, estacionamientos, entre otros gastos superfluos que al final sumaban millones de pesos.

Ejemplificó que tan sólo por uno de los tres estacionamientos externos se llegó a pagar más de 13 millones de pesos al año.

Quienes deseen seguir con su seguro de gastos médicos, las aseguradoras están ofreciendo condiciones preferenciales, pero el punto es que la relación será directa entre senador y empresa.

En cuanto a los boletos de avión para cada senador, por venir de distintos estados de la república, dejó abierta la posibilidad de que puedan pagarse desde los recursos que se otorgan a las comisiones, por lo cual deberá considerarse en los gastos que quedan dentro del presupuesto recortado al 50 por ciento.

También detalló que ningún empleado ganará más que un senador, y el limite para los legisladores será de 105 mil pesos.

En lo referente a los 174 autos del senado, estos se van a vender y los que ya no tengan vida útil irán a un proceso de deschatarrización.

Las comisiones también se van a reducir, de acuerdo con el anuncio de Ricardo Monreal, de las 64 que existen actualmente se reducirán al mínimo que la ley orgánica determina son 30, aunque incluso podrían quedar entre 32 y 42, aunque no quiso adelantar cuales se podrían eliminar.

El legislador apuntó que a lo trabajadores sindicalizados no se les afectarán los salarios y prestaciones laborales, sin embargo, reconoció que algunos trabajadores preferirán irse, incluso anunció la liquidación para mil 911 personas a las cuales ya se les prepara su liquidación, que costará más de 300 millones de pesos, los cuales no tenían contemplados.