Aún no cumple los 20 días, pero el nuevo gobierno federal suma un cúmulo de “errores de dedo”, tanto en su propuesta presupuestal como en sus iniciativas. La última falla registrada es en el presupuesto asignado a los consulados, como lo reconoció el canciller Marcelo Ebrard.

Primero, la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador se equivocó al suprimir la autonomía universitaria de la iniciativa de reforma educativa.

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, fue el primero en salir a aclarar el punto, y lo atribuyó a un error, que ofreció corregir.

Pero no fue suficiente, y tuvo que ser el propio presidente López Obrador el que aclarara lo sucedido:

“Para que no se use de pretexto o de excusa y se quiera combatir nuestra iniciativa, si es necesario estamos dispuestos a que se agregue lo de la autonomía. Es una decisión ya tomada, salir al paso, si no, están esperando a que nos equivoquemos o se cometa cualquier error y hay que enmendarlo pronto, ya, si no se va a convertir en tema (entre) los que están a disgusto por la decisión que tomamos de cancelar la reforma educativa”.

Después se presentaron los errores con el presupuesto asignado a las universidades, donde a la UNAM le recortaron 6.2 por ciento; a la UAM, 7.7 por ciento y al IPN, 4.7 por ciento, lo cual ya se comprometió el Presidente a corregir.

Ahora el “error de dedo” fue para los consulados, que este año recibieron recursos por 244 millones de pesos, pues el nuevo gobierno federal proyecta, para 2019, otorgarles un presupuesto de solamente 42 millones de pesos.

Dicho ajuste representa un recorte por 202 millones de pesos, equivalente a 82.7 por ciento, por lo que de aprobarse el presupuesto en los mismos términos, el año próximo funcionarán con sólo 17.2 por ciento en comparación con los recursos con los que contaron este año.

Sin embargo, Ebrard declaró que la reducción por más de 80 por ciento en los recursos para la Dirección General de Servicios Consulares de la SRE representa “un error de dedo”.

Por ello, señaló que tendrán que corregir la falla registrada en el proyecto de decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2019, que el pasado 15 de diciembre entregó la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados.

El Financiero