En los restos del helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle, no fueron hallados explosivos, indicó Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, en conferencia de prensa.

“La Secretaría de Marina ha informado a la mesa de trabajo que sus peritos en materia de incendios y explosivos, después de un análisis exhaustivo y cuidado de los restos de la aeronave, no encontraron explosivos o sustancias ajenas al combustible que hayan explosionado dentro de la aeronave accidentada”, señaló Durazo.

Por otra parte, el subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Morán, dijo que el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB por sus siglas en inglés) no participará en la investigación debido al cierre de gobierno que acontece en Estados Unidos.

Al respecto, Durazo señaló que todos los investigadores internacionales que se sumen al caso tendrán acceso a la información para poder hacer su propio análisis.

“Para fortalecer la capacidad de análisis de este equipo de trabajo es que se ha invitado a organismos internacionales expertos en la materia, habíamos adelantado la invitación al organismo de seguridad aeronáutico de Estados Unidos, pero por las razones explicadas no será posible que nos acompañen”, dijo el secretario de Seguridad.

“Acudiremos a la comisión correspondiente de Canadá y también de algunos países de la Unión Europea. Se pondrá en mano de todos aquellos investigadores que sean parte del proceso, esto es lo que queremos decir, que no habrá ninguna restricción para que conozcan los elementos que hoy han sido recogidos por nuestros investigadores para que hagan sus propios análisis y hagan sus propias conclusiones”, añadió.

Además, Morán indicó que se encontró la “unidad de adquisición de datos de vuelo”, la cual graba las revoluciones del motor, la posición del vuelo y la temperatura del aeronave. Esta se encuentra bajo resguardo de la comisión investigadora mexicana y buscan que sea entregada a autoridades de aviación civil canadienses para su análisis.

El subsecretario de Transporte agregó que el helicóptero se habría impactado de forma inversa, es decir, “de cabeza”.

“El helicóptero impactó el terreno de forma invertida y esta posición queda clarificada, aparece el patín de cola elevado, el rotor en la parte inferior (…). Daremos a conocer las causas del percance en los próximos días, una vez que tengamos la participación de todos los investigadores”, detalló.

El lunes, el helicóptero en el que viajaban la gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle cayó, incidente que provocó la muerte a los dos políticos, así como a dos tripulantes y a un asesor del coordinador de la bancada del PAN en el Senado.

De acuerdo con autoridades federales, la aeronave cayó a las 14:40 horas sobre la comunidad de Santa María de Coronango, a 10 minutos de despegar del helipuerto el Triángulo de las Ánimas, ubicado en Puebla, Puebla, y realizaba un vuelo a rumbo a la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México.

El helicóptero se trataba de un Augusta, matrícula XEABON, propiedad de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano.