Por Jorge Morán

La solicitud de una declaratoria de emergencia en los municipios de Mexicali y Ensenada en anticipación a la llegada de la tormenta tropical “Rosa” no fue un acto de sobre reacción por parte de las autoridades, afirmó Francisco Rueda Gómez.

Ante las opiniones que se han hecho escuchar en los últimos días sobre el actuar de los tres órdenes de gobierno en torno al fenómeno meteorológico, el Secretario General de Gobierno del Estado respondió que se trabajó conforme a lo establecido por el Consejo Estatal de Protección Civil.

“No se sobredimensionó, se actuó de acuerdo al protocolo que establece el propio Consejo Estatal de Protección Civil y las medidas preventivas y las alertas que establecen para casos como este se activaron y satisfactoriamente tanto las autoridades como grupos de rescate y organizaciones de la sociedad civil actuamos de manera responsable”. Declaró.

Si bien reconoció que los daños que se han registrado han sido mucho menores a los que se contemplaban, reiteró que la declaratoria de emergencia se realizó de forma preventiva considerando las fuertes lluvias que por cerca de 24 horas se presentaron en el puerto de San Felipe, zona que cuenta con numerosos daños en carreteras, vialidades y viviendas.

Explicó que el apoyo que se recibirá por parte del Gobierno Federal a través del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) será solamente en especie y no en recursos, tal y como ocurre en caso de una declaratoria de desastre.

“En estos casos preferimos llevar a cabo todos los protocolos aunque pueda pensarse que se sobre actuó, prefiero que así sea y que al final no haya pasado algo a que no le demos la debida importancia y en caso de presentarse estemos sufriendo las consecuencias”. Concluyó Rueda Gómez.