Mexicali, Baja California, a 31 de mayo de 2019.- La actitud enfermiza de querer comprar nuevamente al Congreso del Estado, debe ser ya una verdadera vergüenza para Andrés Manuel López Obrador, quien llegó a la presidencia de la república luchando contra la corrupción de la mafia del poder, sin imaginarse nunca que duerme con el enemigo.

Así lo dijo el dirigente del PAN en Baja California, José Luis Ovando Patrón, quien se refirió así a los hechos denunciados por el diputado presidente del congreso local Benjamín Gómez Macías, quien hizo públicas las presiones a que se ha visto sometido por parte de los integrantes de una banda de delincuentes electorales, quienes le han ofrecido cargos públicos dentro de la próxima administración estatal, e incluso, dinero en efectivo en cifras que alcanzan la cantidad de un millón de dólares, a cambio de que cite a sesionar al congreso de manera extraordinaria, y puedan modificar el próximo periodo de la gobernatura a seis años.

“Es de verdad penosa la actitud de estas personas, quienes, de manera enfermiza, buscan a toda costa satisfacer sus caprichos sin importarles en lo más mínimo pisotear la voluntad de los Bajacalifornianos, me pregunto si el presidente de la república, quien hizo del combate a la corrupción su bandera de campaña, está enterado o de acuerdo con estas acciones”, dijo Ovando Patrón.

Y es que, dijo el dirigente, no solamente ha sido este último escándalo denunciado por el presidente del congreso en turno el que enciende los focos de alerta, sino otras acciones como por ejemplo, que el coordinador de campaña del candidato a la gubernatura por MORENA, Alfonso Rafael Leyva Pérez, estuvo cobrando durante la campaña en la nómina de la Secretaría del Bienestar como delegado de la coordinación nacional del programa PROPSPERA con un jugoso sueldo, y aun antes de que fuera nombrado de manera oficial, se le vio en varios actos de campaña al lado del candidato en horarios de oficina.

“De igual manera, se debe denunciar también la reunión que sostuvo en días pasados el Magistrado Leobardo Loaiza, con Yeidckol Polevnsky y Leonel Godoy en un conocido hotel de la ciudad de Tijuana, y de la que varios medios de comunicación dieron santo y seña, lo que corrobora la entrega del magistrado a los intereses de estos delincuentes electorales”, subrayó.

Finalmente, dijo que ya el Comité Ejecutivo Nacional está tomando cartas en el asunto, y se hará lo conducente para presentar las respectivas denuncias a la instancia correspondiente, porque no se puede permitir que vengan a ensuciar y destruir con su corrupción, todo por lo que han trabajado los bajacalifornianos.