El Gobernador de Baja California, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, sostuvo una reunión con el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, Alfonso Durazo Montaño, en el marco de la Reunión de la Comisión Ejecutiva de Seguridad y Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), en la que participaron la Gobernadora y Gobernadores, así como la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, donde se trataron diversos temas importantes que están en el nuevo modelo de paz y seguridad nacional, tratándose dentro de su contenido una de las solicitudes a los Gobernadores de parte del Gobierno de México, que las entidades fortalezcan el uso de mayor tecnología, interconexión tecnológica en la información y el fortalecimiento de videovigilancia.

Siendo así, estos conceptos los que claramente se refieren a elevar lo que actualmente se tiene como Centro de Control, Comando, Comunicación y Computo C4, para llevarlos al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo e Inteligencia C5i, tal como sucede en varios Estados del país, toda vez que son parte de los planes nacionales de seguridad publica diseñados para combatir la delincuencia.

De igual manera, se plantearon las acciones estratégicas conjuntas entre los Gobiernos estatales con el nuevo Gobierno de México, desde donde se acordó impulsar un Modelo Nacional de Policía, que busque la profesionalización, certificación y capacitación de Policías Estatales, municipales, custodios y ministeriales en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, Derechos Humanos y Perspectiva de Género, entre otros.

Además, los Mandatarios estatales abordaron el tema de la interrupción de señal en los penales, y en la interconexión tecnológica eficaz de todos los sistemas de información estatales, federales y municipales, entre los cuales destacan la actualización de la red nacional de radiocomunicación y el fortalecimiento de los sistemas de videovigilancia.

Dentro de su participación el Mandatario estatal, expresó el respaldo del Gobierno de Baja California en materia de seguridad, así como seguir impulsando la modernización y actualización de tecnologías para su cumplimiento, tal como se ha venido trabajando durante la presente administración estatal.

Por otro lado, el Gobernador Kiko Vega expresó también el grave problema que representan los carros irregulares, los también llamados autos chocolates, donde solicitó que se contemple en las necesidades en materia de seguridad, pues ya pasó de ser un tema de contrabando o recaudatorio, para consolidarse como un tema de inseguridad pública, toda vez que el 85% de los crímenes en el Estado, se cometen en vehículos que no cuentan con registro alguno, por lo que el Mandatario estableció la necesidad de contar con un padrón de los mismos, cuando menos.

Sobre el tema de la legalización de estupefacientes, el Gobernador del Estado estableció que se debe considerar la implementación de un Programa Nacional de Combate a las Adicciones, donde participen los tres órdenes de gobierno y la sociedad civil, para la atención del grave problema de las acciones ya considerado como problema de salud pública.

A su vez, indicó que la seguridad pública es de alta prioridad para Baja California y sus habitantes, por lo que dijo que el estado se estará sumando a los esfuerzos de las estrategias nacionales de seguridad que el nuevo Gobierno ha decidido implementar, a través de la coordinación y trabajo conjunto, como es el caso de la Guardia Nacional que ha propuesto el actual Presidente, Andrés Manuel López Obrador.