A traves de un comunicado, el Gobierno del Estado apela a la comprensión y el apoyo de la sociedad bajacaliforniana ante la situación financiera que afronta la entidad, en un mensaje que se puede leer textualmente a continuación:

La Administración Estatal atiende de manera responsable y transparente la problemática financiera que se presenta actualmente, la cual se deriva, principalmente, de la falta de apoyos extraordinarios que el gobierno federal ha canalizado históricamente a Baja California para sostener la alta inversión en educación, que distingue a esta entidad en el plano nacional.

Es importante tomar en consideración que el escenario financiero que afronta el Estado es atípico, ya que estos apoyos extraordinarios comenzaron a restringirse cada ejercicio y este 2018, la administración federal anterior, dejó de canalizar esos recursos en apoyo a la educación, por lo que el Gobierno del Estado ha estado cubriendo con presupuesto propio los compromisos para así mantener la calidad educativa, incluyendo la gratuidad desde preescolar hasta preparatoria, siendo la única entidad en el país que ofrece esta modalidad.

Baja California es uno de los estados que mayor porcentaje de su presupuesto propio destina a la Educación, con cerca del 50 por ciento, esto es 25 mil millones de pesos, por lo que al final del año la falta de los recursos extraordinarios de la federación, más de 4 mil millones de pesos, que fueron solicitados en tiempo y forma, ha provocado el desfase en algunos de los compromisos de pago, para lo cual se ha estado trabajando en una ruta de atención y gestión ante la nueva administración federal. Es del conocimiento de la opinión pública nacional, que varias entidades federativas enfrentan problemas financieros por la misma causa.

Esta Administración Estatal, como ha sido su característica, es respetuosa y considera valiosas las propuestas ciudadanas, ya que estas vienen a fortalecer la gestión del gobierno en atención a las solicitudes que la sociedad exige en diversas materias como infraestructura, salud, educación, así como el manejo responsable de los recursos y la planeación estratégica a largo plazo.

En ese sentido, el gobierno estatal expresa que los planteamientos expuestos públicamente por una parte del sector empresarial en la entidad, se toman en cuenta y se analizan con objetividad y responsabilidad, teniendo como premisa el interés común de la sociedad bajacaliforniana.

En particular, hay que señalar que los grandes proyectos propuestos por esta administración responden a necesidades apremiantes, entre otras, la disponibilidad de agua en la Zona Costa y fortalecer la infraestructura para mejorar la seguridad pública, dos componentes imprescindibles para mantener y acrecentar la competitividad de nuestro estado, el crecimiento económico, que en el último semestre fue del 3.4%, superando considerablemente la media nacional, acumulando con esto 34 trimestres de crecimiento sostenido, así como la atracción de inversión privada, lo que nos permita seguir generando las oportunidades de empleo que han llevado a Baja California al liderazgo nacional en ese rubro, que junto con los programas sociales, han permitido reducir los indicadores de pobreza y pobreza extrema.

Por otro lado, la propuesta de Ley de Ingresos enviada al Congreso para su análisis y presentada ante representantes del sector empresarial, es una solicitud seria y responsable que atiende a la realidad financiera del Estado, por lo que se requiere de la participación de todos para continuar dándole viabilidad al desarrollo social y económico de Baja California.

Sigamos trabajando juntos para afrontar los retos que se presentan y así seguir consolidando a este como un estado de oportunidades en beneficio de todas y todos los bajacalifornianos.