Cuatro partidos políticos (PRI, PAN, MC y PRD) solicitarán ante el Senado de la República un juicio político contra dos magistrados del Tribunal de Justicia Electoral de Baja California.

Se trata de Leobardo Loaiza Cervantes y Jaime Vargas Flores, quienes votaron dos veces a favor de incrementar el tiempo de la siguiente gubernatura de dos años, primero a cinco, y ahora por seis años.Esta solicitud fue hecha por el candidato de la Coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California” (Morena, PT, Transformemos y Verde Ecologista), Jaime Bonilla Valdez.

Cabe señalar que esta decisión fue impugnada y se encuentra en análisis en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuando falta una semana para las votaciones del 2 de junio. Los partidos que van contra los magistrados son: el Revolucionario Institucional; Acción Nacional; Partido de Baja California; y de la Revolución Democrática.

Los representantes de los partidos ante el Instituto Estatal Electoral de Baja California organizaron una rueda de prensa, donde firmaron el documento; y dijeron que es ante la autoridad que les dio el cargo ante la que hacen la demanda, es decir el Senado.Está acción se suman a la solicitud de la Coparmex en Baja California que hizo lo propio al Congreso del Estado y el Senado.

“Le pedimos al Senado que revise las últimas dos sentencias y una de ellas tiene que ver con un asunto que ya resolvió la sala superior les revoca una decisión que toman al principio de todo este trabuco jurídico que han armado”, dijo Salvador Guzmán Murillo del PBC. Joel Blas Ramos, representante del PRI, aseguró que las sentencias de Loaiza y Jaime Vargas son contrarias al derecho y a la Constitución Política de México.

¿De 2 o de 6?

Juan Carlos Talamantes Valenzuela, representante del PAN, dijo que es preocupante que a una semana de la elección, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no haya tomado una decisión sobre la impugnación hecha para que el próximo gobierno dure seis años.

Blas Ramos añadió que les han informado que existen presiones al interior de la Sala Superior para que voten a favor (por seis años), posiblemente el miércoles se analice las impugnaciones.