CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que subestimó el “resentimiento social” que existía en México cuando invitó al entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump.

“Reconozco que fue un encuentro apresurado”, dijo.

“Subestimé el gran resentimiento social que había para con el presidente Trump… Reconozco que fue un encuentro apresurado pero a la postre dejó algo positivo, que fue el dejarnos abierta la puerta para tener diálogo y acercamiento con el Gobierno de Estados Unidos”, aseguró.

En un nuevo video sobre los logros de su administración, el mandatario se refirió las acciones en política exterior que han permitido la firma de acuerdos comerciales, entre ellos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Mencionó la actualización del Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea, así como la firma de la Alianza del Pacífico, que permite agilizar las relaciones con Colombia, Perú y Chile.

“Hoy México a lo largo de por lo menos un par de décadas se ha consolidado como un país que comercia con todo el mundo”, añadió.

En el marco del Sexto Informe de Gobierno y de la renegociación del TLCAN, el mandatario aseguró que se busca un acuerdo trilateral, en el que tanto México, Estados Unidos y Canadá ganen.