El Colegio de Contadores Públicos de Mexicali, advirtió que con la emisión de facturas instantáneas del SAT al realizarse pagos con tarjetas de crédito o débito se deberá cuidar el no caer en discrepancia fiscal, cuando esta medida para comparar gastos con ingresos que declara el contribuyente sea obligatoria.

Así lo refirió la presidenta de este organismo, María Elena Douglas del Toro, luego de presidir el desayuno semanal donde tuvo como invitada a la titular de Recaudación fiscal del Infonavit en Baja California, María del Rosario Sánchez Angulo, quien expuso el tema Programas de Regularización y Condonación del Infonavit.

La también maestra en impuestos explicó que aún no existe ninguna iniciativa reglamentaria al respecto, pues sólo se trata de un pronunciamiento del SAT donde menciona que a partir del primer cuatrimestre del 2020 se podrá emitir una factura instantánea a las personas que usen tarjeta de crédito o débito para pagar en algún establecimiento.

Por lo pronto, dijo, va a ser opcional, pues la idea es que se haga una programación de parte de todas las instituciones bancarias para que cada persona que cuente con una de estas tarjetas automáticamente proporcione todos los datos de facturación, a fin de que esta base de datos sea alimentada por los bancos.

Así al momento de pagar con la tarjeta de débito o crédito el contribuyente puede solicitar inmediatamente que se emita su factura, y por lo que menciona el SAT esos antecedentes van a estar dentro de la base de datos de la tarjeta de cada persona.

Aunque María Elena Douglas reconoció que esta medida tiene sus pros y contras también señaló que va a ser un medio de fiscalización por lo que se menciona de parte de la Asociación de Bancos, pues esta institución proporciona toda esa información al SAT, y todos los pagos que hace uno con las tarjetas de debito o crédito se le envían a la autoridad.

La presidenta del Colegio de Contadores comentó que por lo pronto hay que esperar a que se emita la publicación de estas reglas de funcionamiento, pues al principio seguramente habrá algo de descontrol respecto a si son correctos los datos que se presenten o la factura que se emita realmente sea del que pagó.

Indicó que esta medida del SAT se va a empezar a implementar por sectores, empezando con el sector gasolinero y posteriormente se va a abrir a más, la cual por ahora va a ser opcional, aunque se habla de que puede ser obligatorio que cuando se pague con tarjeta de débito o crédito se tenga que solicitar factura.

Sin embargo, advirtió que a partir de entonces, la población deberá cuidar el no caer en problemas de discrepancia fiscal, que es cuando alguien tiene más gastos de conformidad con sus ingresos que percibe, pues si hay una diferencia de más de lo que gana debe haber una justificación de donde proviene esa diferencia.