PUERTO VALLARTA, Jal. (Excélsior).- Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, exhortó al gobierno de Estados Unidos a poner fin a las hostilidades comerciales con México.

Sostuvo que, ante el inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se debe establecer una tregua en la aplicación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio impuestos por EU.

“Iniciamos el proceso de impugnación a los aranceles al acero y aluminio en la Organización Mundial de Comercio, pero independientemente de eso iremos a esta ronda con una posición para definir, como en todo, que la paz llegue, hay que tener una tregua”, dijo en el primer día de trabajos de la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico.

El encargado de la política comercial comentó que la siguiente reunión trilateral abre una ventana de oportunidad para avanzar en la renegociación del acuerdo trilateral, luego de que en mayo se suspendieran las discusiones.

“La ventana de oportunidad que se abre es ir con el equipo de transición del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pues estamos enfrentando esto con una sola visión del Estado mexicano”.

De la investigación de la Sección 232 sobre la posibilidad de imponer aranceles a las importaciones automotrices, dijo que hay una oposición de rechazo generalizada.

MÉXICO PIDE A EU FRENAR HOSTILIDADES
El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, llamó a poner un alto a las hostilidades comerciales por parte del gobierno de Estados Unidos, ante el inicio de las renegociaciones del Tratado de
Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Luego de participar en el primer día de trabajos de la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico, indicó que irá a esta ronda trilateral “para definir temas, para que la paz llegue”.

Por ello, sostuvo que debe haber una tregua en la aplicación de aranceles a las importaciones de insumos mexicanos, como el caso del acero y aluminio.

“Iniciamos el proceso de impugnación a los aranceles al acero y aluminio en la Organización Mundial de Comercio, pero independientemente de eso iremos a esta ronda con una posición para definir, como en todo, que la paz llegue, hay que tener una tregua”, expresó.

Con respecto a la investigación 232 para imponer aranceles a las importaciones automotrices, dijo que si bien aún no está confirmada una acción sobre este sector, hay una oposición de rechazo generalizada sobre esta medida .

“En las consultas realizadas en Washington, sobre esta indagatoria, de 45 testigos un total de 44, incluyendo la industria automotriz norteamericana, se opusieron a la imposición de esos aranceles. A diferencia de aranceles en aluminio y acero donde los empresarios sí pusieron posiciones de apoyo para que se establecieran”, sostuvo.

El encargado de la política comercial comentó que la siguiente reunión trilateral abre una ventana de oportunidad para avanzar en la renegociación del acuerdo trilateral, luego de que en mayo se suspendieran las discusiones.

“Buscamos poder aterrizar una serie de temas que están abiertos, que afortunadamente no son muchos, pero son muy complejos. La ventana de oportunidad que se abre es ir con equipo de transición del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pues estamos enfrentando esto con una sola visión del Estado mexicano”.

En ese sentido, dijo que la presencia de Jesús Seade, propuesto para ser el próximo jefe negociador del TLCAN, y de Graciela Márquez, quien dirigirá la Secretaría de Economía, manda un mensaje positivo sobre el interés que tiene López Obrador en la integración regional.

FRONTERAS ABIERTAS

El secretario advirtió que los pobres son los que más sufren con las economías cerradas, independientemente del tipo de gobierno que tengan

El funcionario explicó que la apertura económica es la que ayuda a regular los mercados, como ejemplo, mencionó que cuando el precio del pollo se desorbita en el mercado local la mejor solución, para no afectar la canasta básica, es abrir las importaciones para poder moderar los impactos.