Por Francisco Garfias

Las senadoras de Morena Malú Micher y Citlali Hernández quieren expulsar a Lilly Téllez del Grupo Parlamentario en el Senado.

Las modernas “Torquemada” no le perdonan a la periodista-senadora que se haya pronunciado, en el salón de plenos de la Cámara Alta, en contra del aborto, y que lo haya comparado con un asesinato.

Téllez ya sabe que la quieren echar de la bancada. Se lo advirtieron compañeros de escaño. Pero está tranquila.

No engañó a nadie.

Cuando la fueron a buscar para que se postulara como abanderada de Morena al Senado, por Sonora, sabían de su postura en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

No fue al desayuno en Palacio Nacional por el Día de la Mujer, que encabezó AMLO. Prefirió evitar toparse con sus “compañeras” de Morena.

Está convencida de que van a insistir en la expulsión para humillarla. Pero confía en los buenos oficios del coordinador del Grupo, Ricardo Monreal, para tranquilizar las aguas.

Este reportero no comparte la postura de Téllez sobre el aborto, pero sí defiende su derecho a expresarse libremente. Su pertenencia como “externa” en la bancada guinda no la obliga a renunciar a sus convicciones en un tema que polariza a los mexicanos.

Lilly, para decirlo en términos coloquiales, fue “políticamente incorrecta”.

El mismísimo AMLO evitó pronunciarse sobre el aborto. Hay quien sostiene que en ese tema es conservador. Lo evade, como lo hizo ayer en la mañanera, con el argumento de que “no debemos abrir esos debates. Vamos serenar al país”.

Monreal se expresó también sobre el asunto. “El aborto no es prioridad de Morena”, recalcó.

* * *

Los abucheos sistemáticos a los mandatarios estatales que se han venido registrando en entidades que gobierna la oposición, hicieron reaccionar en forma diferente a dos gobernadores panistas, que ayer fueron anfitriones del presidente de la República.

Martín Orozco, de Aguascalientes, de plano aplicó la de “más vale aquí corrió…” y prefirió no acompañar a López Obrador a la plaza pública “por prudencia”.

El guanajuatense Diego Sinhué, por el contrario, se la jugó. Fue con el primer mandatario al acto público en León. No hubo rechifla, ni insultos, ni abucheos. El gobernador hasta llevó porra al evento. Hubo aplausos. “La libró”, dijo, sonriente, AMLO.

* * *

Llegó la 4ª Transformación al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Más de 50 trabajadores han sido despedidos en los últimos tres días.

Los echaron sin liquidación, con “autoritarismo y prepotencia”, dejando a varias familias sin un ingreso digno, según copia de la carta que le enviaron al Presidente López Obrador.

No son “fifís”, tampoco de la “burocracia dorada”. Ocupan puestos operativos. Algunos ganan 6 mil pesos; otros están a punto de jubilarse.

En la misiva, responsabilizan al contralor, Miguel Peláez Díaz, Director General; y a Sergio Valadez Valdez, Director General Adjunto de Administración, de “atropellar” sus derechos laborales.

“Este último funcionario hace alarde de autoritarismo, amenazando a todo el personal y manifestando que es compadre del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Jiménez Espriú”, precisa el texto.

Los despedidos se quejan de que los han tratado como si fueran “delincuentes”. Los obligan a firmar renuncias. No los dejan entrar en las oficinas. Dicen incluso que han sido perseguidos por policías “en los tramos que regresamos por nuestras cosas”.

“El derecho a la liquidación es negado categóricamente y con la simple frase ‘no te vamos a dar nada, si quieres demanda, pero no puedes trabajar en ese tiempo y hazle como quieras’ “, se desentienden.

Los despedidos alertan:

“Hay áreas de extrema sensibilidad, donde la gente que están corriendo sin fundamento no puede ser substituida de un día para otro… Ojalá, señor Presidente, no dejen de funcionar los instrumentos que guían las operaciones y peor, no sea usted quien venga en ese vuelo…”.

Sin comentarios.

* * *

Uno de los cinco aspirantes a la dirigencia nacional del PRI no quiere al ex presidente Enrique Peña en el Consejo Político Nacional de ese partido. Se agarra de lo que puede para evitarlo. Ayer subió a las redes sociales un video dirigido a los militantes en el que se declara “molesto y decepcionado” con la dirigencia nacional del partido.

“¿Y cómo no vamos a estarlo si esta dirigencia tiene el cinismo de proponer a Enrique Peña Nieto como consejero político nacional después del desmadre que nos hizo?”, pregunto el ex gobernador de Oaxaca.

¿Y qué les hizo?

“Quitó los candados para imponer candidatos externos. Impuso a su grupo desplazándote a ti. Puso a sus cuates de gobernadores y dejó robar impunemente a sus colaboradores… Ya basta de repetir historias negras del fracaso”.

Sí, Ulises Ruiz está en campaña, y usa la impopularidad de EPN como estandarte para ganar adeptos.

* * *

Las juntaron a todas en la Segob. Desde directoras generales, adjuntas y empleadas de todos los niveles. Se les unieron el subsecretario Zoé Robledo y algunos funcionarios. Creían que iban a un evento con Sánchez Cordero, pero las llevaron a una marcha con mujeres campesinas, en Reforma. “Ahora vamos a ser acarreados a sus marchas”, protesto una de ellas.

Preguntamos en Bucareli sobre este evento. Nos dicen que a nadie se obligó. “Se les avisó que iba la Secretaria y se sumaron”, aseguran.

FIN.