Policía de Australia investiga en México envíos de droga a sus puertos

by linaresvillamild@gmail.com
0 comentario

La policía australiana abre oficinas en México tras detectar incremento de cargamentos escondidos en máquinas de construcción, latas de frijoles y cajas de legumbres.

Los agentes de la Fuerza Fronteriza de Australia conocen de memoria una regla no escrita en el manual de procedimientos criminales en los principales puertos marítimos de Oceanía: si una carga proviene de México,se le debe apartar y revisar minuciosamente. La experiencia les dice que si manos mexicanas tocaron la paquetería, probablemente los brazos pertenecen a cárteles de las drogas.

Por eso, cuando el 18 de abril pasado una prensa hidráulica llegó al puerto de Nuevo Sur Wales en Sidney procedente de México, los agentes australianos siguieron el protocolo creado hace seis años debido a la creciente presencia de narcotraficantes mexicanos en su país y llevaron esa pesada herramienta a un lector de rayos X que arrojó un resultado, al mismo tiempo, extraño y casi esperado: la densidad del acero de la prensa hidráulica era anormalmente grueso, como si el fabricante hubiera levantado paredes para ocultar algo en el interior.

Bastaron unas horas para desarmar el artefacto y conocer la carga oculta: 79 paquetes esféricos con metanfetaminas en polvo que, en total, pesaban 300 kilos. El decomiso fue celebrado por autoridades australianas como el más reciente golpe al crimen organizado mexicano: aquella tarde, algún capo perdió un negocio de 273 millones de dólares. Sin embargo, más que golpe fue un rasguño, si se compara con los 10.3 mil millones de dólares que cada año gastan los australianos en drogas, según la Comisión de Inteligencia Criminal de aquel país.

“El decomiso muestra lo que están dispuestos a hacer los grupos del narcotráfico para introducir droga a Australia por las ganancias que pueden generar aquí”, dijo el sargento Salam Zreika de la Policía Federal Australiana (AFP por sus siglas en inglés) al anunciar la incautación. Su gesto no era el de un hombre cansado y víctima de sus propios éxitos: dos días antes, la AFP había interceptado 45 kilos de metanfetaminas que salieron de México hacia Hong Kong con destino a Melbourne ahora ocultos en una máquina de inyección de plástico.

Con información de MILENIO

You may also like

Sobre Nosotros

Promover una comunidad informada, critica, participativa, educada, colaborativa y empoderada, para que seamos responsables de nuestra propia calidad de vida asumiendo un rol activo en el acontecer público.

Newsletter

Últimas noticias

@2024 – Todos los derechos reservados.