El presupuesto de Egresos de 6.1 billones de pesos que se destinó para 2020 no hará crecer la economía de México, ya que el mayor presupuesto se destinó a programas de asistencialismo y otros proyectos más personales del gobierno federal.

Así lo refirió la presidenta del Colegio de Contadores Públicos de Mexicali, María Elena Douglas del Toro, quien
comentó lo anterior luego de presidir el desayuno semanal del organismo, donde tuvo como invitado al especialista en contabilidad forense Oscar Cota Magallanes, quien expuso el tema La Unidad de Inteligencia Financiera y la Contaduría.

Explicó que el presupuesto de egresos es adaptado por la Ley de Ingresos de la Federación pues lo que se ingresa es lo mismo que se presupuesta gastar y para este 2020 se destinaron 6.1 billones de pesos, representando un incremento en comparación con 2018 y 2017 que fueron de 5.8 y 5.3 respectivamente.

Indicó que dicho presupuesto carece de parte técnica y está enfocado en el asistencialismo, pues obedece al ideal con el que se ha manejado el nuevo gobierno, es decir a las ideas que trae el ejecutivo, lo cual afirmó provocará que no haya un gran crecimiento del país, siendo de un 1.5% o 1%.

La también maestra en impuestos mencionó que los presupuestos que tienen que ver con el desarrollo del país deberían de ser multianualizados, para que pueda haber un seguimiento o presupuestos maestros de muchos años.

“Esto refiere a cuántos años necesito para reducir la pobreza, cuántos para acabar con la inseguridad y cuántos para mejorar la infraestructura, así como hacer un presupuesto a un mayor plazo, no a un año sino a 6, 10, 20 ó los que se necesiten”, abundó.

Comentó que es muy poco probable que haya seguimiento de un gobierno a otro porque las prioridades de cada gobernante van cambiando, y agregó que esto termina frenando a la economía ya que no hay un plan a largo plazo sobre la manera en que se pueden utilizar esos recursos para hacerla crecer, como el Producto Interno Bruto, etc.

Sin embargo, dijo que aunque acertadamente se reducen gastos de la cuenta corriente en algunas áreas, éste será redistribuido a otros programas que nada tienen que ver con el mejoramiento de la infraestructura, combate a la inseguridad o para tratar de disminuir la pobreza.

Subrayó que se tienen presupuestados más de 20,000 millones para la recuperación de Petróleos Mexicanos y otros 16,000 millones de pesos más para la realización del Censo de Población y Vivienda 2020, y mencionó que por eso se incrementó el presupuesto tanto de Ingresos como de Egresos.

‘‘Por eso se reduce el recurso para rubros importantes, y según los analistas financieros, los programas asistenciales no hacen crecer la economía, sino los programas estructurales’’, expresó Douglas del Toro.

Por último, reveló que las aportaciones a las entidades federativas se incrementaron en 30,000 millones, por lo que los estados tendrán un mayor recurso, sin embargo, conforme a los objetivos de disminuir la desigualdad entre los estados del norte y centro en comparación con los del sur, se espera que la mayor designación de recursos se distribuya en estos últimos.