CIUDAD DE MÉXICO

Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, aseguró esta mañana que el aval de la semana pasada, por mayoría, al dictamen por el que se crea la Guardia Nacional, “es el inicio de otro tipo de relación” entre el Ejecutivo y la oposición, a la que calificó de inteligente”. Se trato, agregó, de un proceso de reconciliación…

“Fue un proceso muy abierto. Yo hablé con toda transparencia con ellos (la oposición) y sí creo que es el inicio, de demostrar que sí podemos logar, en instrumentos fundamentales, acuerdos claves”, precisó Monreal en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen.

Aunque, el líder de la bancada de Morena aclaró que esto no significa que de ahora en adelante esté asegurado el acuerdo político para avalar todas las reformas constitucionales que requieran mayoría, por lo menos no en el Senado.

“Aquí es acto por acto”, recalcó.

Monreal Ávila enfatizó que la minuta de Reforma avalada, y que mañana podría ser votada en comisiones en la Cámara de Diputados, cámara de origen, para subirla al Pleno el próximo jueves, “fue la mejor, no la posible”.

Negó que a cambio de este aval, la oposición haya pedido favores, como se estilaba en legislaturas pasadas. Lo único que les ofreció, dijo en toma de broma el senador zacatecano, “fue una estampita del Santo Niño de Atocha” de la que es devoto

“Lo digo categóricamente, no hubo uno, de toda la oposición que me haya pedido nada, ni dinero ni recursos, lo que llegué a ofrecerles fue una estampita del Santo Niño de Atocha”, recalcó.