El diputado Job Montoya Gaxiola presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la ley de salud pública y de la ley de prevención, tratamiento y control de las adicciones, ambas para el estado de Baja California.

La propuesta fue presentada este día, en la sesión plenaria que presidió el diputado Marco Antonio Corona Bolaños Cacho, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, y tiene el propósito de que el marco legal que regula el tema de la salud y de las adicciones incorpore el planteamiento que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se reconozca en la Entidad, como una adicción, el uso excesivo, descontrolado y dependiente, de videojuegos, internet y teléfonos celulares.

Para ello, se proponen modificaciones a la Ley de Salud Pública para el Estado a fin de adicionar al capítulo noveno, que se refiere a las adicciones y de los programas permanentes de salud, una sección VI, que se denomine “de las adicciones a los videojuegos, al internet y a los teléfonos celulares”, con dos artículos, 106 quinquies y 106 sexties, esto con la finalidad de no alterar la numeración del articulado de esta ley.

Asimismo, se propone adicionar a los artículos 2 y 35 de la Ley de Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones para el Estado, para establecer expresamente la adicción a los videojuegos, al internet y a los teléfonos celulares, con la finalidad de que sean considerados en las acciones de prevención y tratamiento que asumen y realizan las autoridades y la sociedad.

Al respecto, el diputado Job Montoya, quien preside la Comisión de Seguridad Pública y Protección civil de la XXII Legislatura, señaló que en México, la adicción a videojuegos es una realidad, pues, precisó: “De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social, un millón de usuarios de videojuegos y computadoras presenta daños cerebrales y de articulaciones de mano, provocados por el uso de palancas, controles y mouses”, añadió que el país es uno de los mayores consumidores de videojuegos; según estadísticas de la UNAM, ya que por cada familia, de cada cinco niños, cuatro son adictos a los videojuegos.

Montoya Gaxiola indicó que un estudio reciente del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), menciona que Baja California figura entre los estados más conectados, al igual que Baja California Sur, Nuevo León, Quintana Roo, Campeche, Querétaro, Tamaulipas y Sonora, en tanto que por ciudades, Cancún, Quintana Roo es la más conectada, seguida por Mexicali.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Salud para su análisis de viabilidad y posterior dictaminación.