*Desmesurada reacción de AMLO
*Suspendida, Ley de Remuneraciones

Tan inesperada como extraña y desmesurada fue la airada reacción del presidente Andrés Manuel López Obrador contra la calificadora Fitch Ratings por recortar dos escalones las notas de los bonos de Pemex, a la que, junto con algunas otras, acusó de “hipócritas” y de ser “cómplices” por guardar silencio ante la corrupción en esa empresa que desde hace dos meses “ahora es sólida y se maneja con honestidad”.

Dijo en su conferencia mañanera en Palacio Nacional que “es muy hipócrita lo que hacen estos organismos que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética, que sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex”, y pidió “esperar la opinión de otras calificadoras” porque “existe charlatanería” entre los expertos que opinan sobre las finanzas de esa empresa y del país.

Ciertamente, se esperaba que el Ejecutivo Federal, como es su costumbre cada vez que está en desacuerdo con algo, respondiera con dureza a la calificación que de Pemex hizo Fitch Ratings, pero sorprendió el tono y las expresiones que usó para mostrar no solamente su inconformidad sino el enojo que le provocó ese reporte de una de las tres principales empresas especializadas en ese rubro.

Dijo que “los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya se maneja con honestidad” y que la calificación es mejor que en los últimos 30 años porque el principal problema “era la corrupción y ya se está combatiendo”. Y aun cuando recortar dos escalones las notas de los bonos de esa empresa “es importante para el gobierno, los técnicos de las agencias no son jueces infalibles”.
Condenó la hipocresía con la que han actuado algunas calificadoras que emiten notas negativas sobre la deuda de Pemex, pero guardan silencio sobre la corrupción o el impacto negativo de la reforma energética en la empresa porque, aseguró, “eso fue lo que produjo la caída en la producción y nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice y ahora salen con sus recomendaciones”.

Enseguida pidió esperar la opinión de otras calificadoras porque “como en todo, hay calificadoras serias y otras, no tanto”, al insistir en que Pemex está hoy mejor –justo a dos meses de que él asumiera la Presidencia de la República- gracias a que su gobierno decidió combatir la corrupción para impulsar su rescate y comparó a los gobiernos anteriores “con ladrones de bancos que intentaron saquear una bóveda, pero se quedaron sin tempo para completar el botín y no les alcanzó a esto ambiciosos para terminar de destruir a Pemex, sólo pudieron entregar el 20 por ciento del potencial de Pemex”.

Y todavía remató: “Es como cuando entra un grupo de malhechores a un banco y suena la alarma, eso fue lo que pasó el 1 de julio”.

Antes lamentó que los especialistas no tomen en cuenta el impacto estratégico del combate al robo de combustible y los acusó de tratar de desprestigiar a su gobierno y preguntó: “¿a ver, la calificadora –Fitch Ratings- ha tomado en cuenta, como dicen los tecnócratas, esta variable?”. Y respondió: “claro que no les gusta, imponen una política económica y hay un cambio, están molestos, inconformes y tratan de desprestigiarnos, cuan do México tiene mucha fortalece por su autoridad moral”.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

>>LA Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos que ha merecido un rechazo generalizado dentro del gobierno y en organismos autónomos e independientes y una oleada de amparos seguirá congelada, al menos por ahora, luego de que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, por mayoría de sus integrantes, rechazó que se revocara la suspensión concedida por el ministro Alberto Pérez Dayán.
>>FUE su colega Javier Laynez Potisek, quien presentó el proyecto para ello, a lo que los integrantes de la Segunda Sala se opusieron, por lo que la reclamación presentada por las bancadas de oposición en el Senado por una acción inconstitucional para que esa ley no se aplique, seguirá en el refrigerador del alto tribunal, hasta que un nuevo ministro de aquella presente un proyecto de resolución.
>>COMO se recuerda, el reclamo para que esa ley entrara en vigor, fue presentada por senadores del PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y el independiente, Emilio Álvarez Icaza, el 7 de diciembre pasado, en plena rebelión de los servidores públicos de distintas dependencias gubernamentales así como de funcionarios y personal de instituciones y organismos autónomos como INE, IFETEL e INAI, entre otros.
>>¿QUÉ pasará si otras calificadoras de Estados Unidos como Standard and Poor’s o Moody´s, coinciden con Fitch Ratings y le bajan puntos a las notas de los bonos de Pemex, después de que el presidente López Obrador las descalificó acusándolas de “cómplices” de la corrupción de esa empresa?
>>ESA es la pregunta que muchos hicieron dentro y fuera de los círculos financieros, empresariales, políticos y legislativos, ante el enojo con el que respondió el Ejecutivo Federal contra Fitch Ratings y que generalizó contra las demás calificadoras que en cualquier momento emitirán su perspectiva sobre Pemex y que podrían ir por el mismo rumbo de aquella, lo que seguramente les provocará otra andanada presidencial.
>>LA reacción de López Obrador llegó hasta el estudio que el Instituto Mexicano del Petróleo hizo sobre el proyecto de construcción de la refinería en Dos Bocas, municipio de Paraíso en Tabasco, que ese organismo considera que es inviable técnica y financieramente, lo que descalificó de inmediato porque “no tiene fundamento”.
>>SIN embargo, en base a ese estudio del IMP, senadores del PAN y PRD hicieron un llamado al gobierno federal a revalorar o revaluarlo, porque antes de que se inicie con una inversión de miles de millones de pesos, debe hacerse un proyecto ejecutivo.
>>ESA obra, como ya se ha señalado, comenzó con el desmonte de las centenares de hectáreas, sin que hubiera un estudio ambiental previo y que ya motivó una sanción millonaria a la empresa que lo llevó a cabo, sin que hubiera la autorización oficial correspondiente, que es lo que se denunció y que ahora el IMP descalificó.
>>NI los exhortos del presidente López Obrador, que por tercer día consecutivo hizo, ni los pagos de los adeudos reclamados, han servido para que la disidencia magisterial de la Sección 18 de Michoacán, despejen las vías que tienen bloqueadas desde hace 17 días, en abierto desafío y seguros de que no serán “reprimidos”, lo que ya ha costado miles de millones de pesos.
>>POR cierto que otra de las consecuencias de lo que hoy por hoy ocurre por paros, bloqueos o huelgas laborales, es el anuncio de que 15 maquiladoras de Tamaulipas que fueron cerradas por una de éstas, decidieron abandonar el país, ante la millonada de pesos que perdieron y el riesgo de que otras más sigan el mismo camino, con grave riesgo de la economía estatal y federal y pérdida de empleos.
>>LA situación que priva en Venezuela debió ser, seguramente, tema en las conversaciones entre el presidente López Obrador y su homólogo de España, Pedro Sánchez, quien llegó ayer a México, con el que de inmediato se reunió en Palacio Nacional donde comieron, ya que ese país fue uno de los que le puso un ultimátum de ocho días a Nicolás Maduro para que convoque a elecciones democráticas o se vaya.