Por Jorge Morán

Los vientos de hasta 40 kilómetros por hora que se presentaron durante la madrugada del 25 de diciembre favorecieron a que la calidad del aire de Mexicali mejorara en comparación a 2017, no obstante aún se registraron niveles dañinos para la salud en diferentes puntos de la ciudad.

El director de Protección al Ambiente de Mexicali, Luis Flores Solís, detalló que entre las 11 de la noche de las vísperas y las 3 de la mañana de Navidad se registraron los índices de contaminación más alto por material particulado PM 2.5, las cuales provienen principalmente de fuentes contaminantes y pueden provocar enfermedades respiratorias graves.

El punto más alto se registró en la estación de monitoreo de la Secretaria de Protección al Ambiente del Estado ubicada en COBACH, donde se llegó hasta los 159 puntos en la escala AQI (Índice de Calidad del Aire, por sus siglas en inglés), lo que equivale a nivel rojo de “Insalubre”.

Por parte del municipio se registró nivel rojo en la estación de monitoreo de la UABC con 154 AQI, y de naranja en la estación localizada en el Ayuntamiento de Mexicali, con 123 AQI, lo que significa una condición de calidad del aire “Insalubre para grupos sensibles” como niños menores de 5 años y adultos mayores de 65.

Mientras tanto, en la ciudad vecina de Calexico se llegaron a niveles de hasta 147 en la escala de índice de calidad del aire.

Si bien fueron las rachas de viento lo que permitieron en gran medida que se obtuviera una ligera mejoría en la condición del aire de la ciudad en contraste al año pasado, el funcionario municipal resaltó que estos niveles también son resultado de las acciones coordinadas de las autoridades en el transcurso del año, y que estas no deben ser demeritadas.