Clara Torres Armendáriz, exdirectora del Programa de Estancias Infantiles, señaló que la cifra dada a conocer ayer por la Secretaría de Bienestar, en el sentido de que existen 97 mil “niños fantasma” en esos centros, más bien se trata de “niños rasurados” del padrón.

Destacó que esta información ya se conocía, y que de hecho ella se lo proporcionó a la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, y a la subsecretaria de esa dependencia, Ariadna Montiel Reyes, antes de su renuncia a ese cargo, el pasado 17 de febrero.

“No puede haber ‘niños fantasma’ porque, para poder validar a un niño, tienen que registrarse con una CURP y validar los 15 días de asistencia. No se puede poner a un ‘niño fantasma’. Se puede poner un ‘nombre fantasma’, pero si tiene número de CURP ya no es un ‘niño fantasma’. Eso no es posible”, enfatizó la también responsable del proyecto ciudadano “Cruzada Nacional por el Rescate de las Estancias Infantiles”.

En entrevista con El Financiero, Torres Armendáriz indicó que lo que puede ser posible es que “a lo mejor en las delegaciones solicitaran recursos y los justificaban como becas, pero los responsables de las estancias no pueden tener ‘niños fantasma’”.

Apuntó que si realmente existieran 97 mil “niños fantasma” en las estancias infantiles, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya lo hubiera señalado, y sobre todo hubiera dicho “aquí tengo 97 mil niños que no tienen CURP”, y mencionó que lo único que tiene señalado la Auditoría en materia de irregularidades es el 1.8 por ciento.

“A mí me preocupa mucho que estamos desconociendo a las instituciones, como la ASF, y que estén el presidente Andrés Manuel López Obrador y la Secretaría de Bienestar negándose a cumplir con su obligación de ser el garante de los derechos de las niñas y los niños”, dijo.

Sin embargo, Clara Torres subrayó que más allá del debate de que si hay “niños rasurados” o “niños fantasma”, lo importante aquí es que “el Presidente está renunciando y negándose a ser el garante de los derechos de las niñas y los niños en este país”.El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció que de 329 mil 781 niños que estaban inscritos en diciembre pasado en el Programa de Estancias Infantiles, se atenderá sólo a 213 mil 439, lo que implica una reducción de 116 mil 342.

Ahora el programa funcionará como el de adultos mayores y se darán los apoyos de manera directa.

Los padres de familia recibirán un total de mil 600 pesos, y en el caso de los menores con discapacidad los recursos serán de tres mil 600 pesos bimestrales.

El presidente López Obrador dijo que se espera un gasto de dos mil millones de pesos, mil millones de pesos menos que en 2018.

Con información de El Financiero