Las autoridades estadounidenses tienen planes de arrestar a migrantes elegibles para ser deportados en 10 ciudades del país el domingo, dijo a periodistas este viernes el presidente Donald Trump.

La redada ha provocado indignación y temor entre los defensores de los inmigrantes. El blanco son las personas que han recibido órdenes definitivas de abandonar el país, incluso familias.

Trump dijo que los agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se enfocarán en los delincuenttes, concretamente a los que llama “malos jugadores”, pero añadió que el operativo apunta también a las personas que entraron ilegalmente, lo cual es injusto para con quienes siguen el proceso legal para adquirir la ciudadanía.

El pasado miércoles 3 de julio, Donald Trump, presidente de EU, anunció que su Gobierno iniciaría redadas masivas contra inmigrantes después del 4 de julio.

“Después del 4 de julio, mucha gente va a tener que salir (…). La gente que viene puede que esté aquí por un tiempo corto, pero van a irse, van a regresar a sus países. Se van a casa”, dijo Trump a periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Al inicio de esta semana, el canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que se están analizando los medios legales para defender a los mexicanos que puedan ser deportados desde Estados Unidos, y añadió que se irá a ese país, de ser necesario, para encabezar la defensa de los connacionales.

“Analizamos todos los medios legales que tenemos, hay diferentes vías para cada caso (de deportación). Sin temor a equivocarme, estamos listos para hacer una defensa eficaz en todos los Estados Unidos. Si es necesario, ya le he comentado al presidente, me voy a Estados Unidos para encabezar la defensa de nuestros connacionales”, comentó Ebrard.

El canciller señaló que las deportaciones son el principal objetivo en este momento, y después de esto le sigue los mexicanos en centros de detención de migrantes en Estados Unidos.

Los operativos se realizan en Estados Unidos regularmente desde 2003 y suelen resultar en cientos de arrestos.