Por Jorge Morán

Si bien la reducción del IVA en la frontera podría generar beneficios inmediatos para la región, la propuesta planteada por Andrés Manuel López Obrador aun genera muchas dudas en torno a su implementación y los efectos que pudiera tener para la economía del país, comentó el economista Enrique Rovirosa Miramontes.

La reducción del IVA al 8% beneficiaria el consumo de los productos que se venden en la región, ya sean de procedencia nacional o de importación lo cual, indicó, se traduciría en un aumento del poder adquisitivo tanto de la población fronteriza como de los extranjeros que visitan la zona norte del país.

Desde un punto de vista recaudatorio, lo anterior representaría una pérdida para el país, no obstante el especialista argumentó que esta se vería compensada por el incremento de la demanda en los propios bienes y servicios que se ofrecen, pues al haber mayor actividad económica equivaldría a una mayor recaudación.

Aun cuando estas medidas suenan en primera instancia positivas para la frontera, el economista mexicalense expresó que estas generan muchas dudas en relación a como serian implementadas y los efectos claros que pudieran tener para la economía nacional, tomando también en consideración factores como el tiempo.

“En general, muchas de las medidas que se están barajeando como posibles acciones del próximo gobierno, está la duda respecto al costo que van a tener estas medidas por un lado y los beneficios que van a arrojar por otro”. Dijo.

Señaló que las propuestas deben de ir respaldadas con análisis y estudios que contrasten tanto los beneficios como los costos en las que estas puedan incurrir para la población, pues reiteró que los beneficios que pudieran generarse podrían llegar a revertirse con menores participaciones federales o un margen de maniobra reducido del gasto público para el crecimiento de la economía e inversión pública de las entidades.

“No tiene que ver con el hecho de que se cuestione o no la política de López Obrador, sino que es congruente con lo que siempre hemos dicho (…) independientemente de que en principio nos beneficie, debemos de ser congruentes y solicitar que haya información plena sobre cualquier decisión que implique costos y beneficios para el país”. Finalizó Rovirosa Miramontes.