Luego de 12 años de autoexilio, el líder sindical minero Napoleón Gómez Urrutia llegó a México para concretar el proceso de credencialización como senador plurinominal de Morena y rendir protesta el próximo 29 de agosto en el Congreso de la Unión.

Gómez Urrutia llegó a la sala de apoyo a senadores para recibir su credencial de identificación y acceso a este recinto la tarde de este lunes, tras un exilio en el que se mantuvo en Canadá debido a una investigación por el presunto delito de desvío de 55 millones de dólares de un fideicomiso de trabajadores mineros.

Por breves segundos, el senador por Morena se dirigió a los medios de comunicación que estaban a su espera para limitarse a decir: “Estoy muy contento de regresar a mi patria”

Adelantó que el próximo jueves dará una conferencia de prensa para responder a los diversos cuestionamientos.

Tras mostrar su documentación que lo avala como legislador, se retiró sin dar más comentarios y se dirigió a la camioneta que le transportaba.

“Aquí nadie ha cometido ningún abuso, por eso los trabajadores me han reelecto seis veces unánimemente. Los trabajadores no son tontos, ni son borregos. Nunca he mentido, nunca he robado, nunca he traicionado a los mineros”, declaró hace unos días al periódico El País.