El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, dejó este miércoles la contienda electoral para dirigir el Partido Revolucionario Institucional (PRI), además de que renunció al instituto político, al cual estuvo afiliado durante más de 46 años.

Las razones de su salida, según mencionó en un video publicado en sus redes sociales, es la supuesta intervención del Gobierno en la elección del dirigente nacional del instituto político.

“Existe un preferido de la cúpula del PRI, el candidato oficial de los gobernadores y de quien fue, hasta recientemente, el jefe político del partido. Por si eso fuera poco, son groseros los indicios de intervención del Gobierno federal en la misma dirección. Quien hasta hace unos meses declaraba en contra el candidato oficial, hoy lo anima y lo arropa. Hay que evitar que las decisiones del PRI las siga tomando el presidente en turno”, afirmó.

Además, hizo hincapié en que, aunque aún no inicia de manera formal el proceso, ya existe un resultado.

“Se trata de una farsa que, antes de iniciar, ya tiene resultado. La trampa está en el padrón, en el crecimiento desmedido en Coahuila, Ciudad de México, Campeche y Oaxaca. Ellos serán llevados a votar por quienes llenarán de vergüenza al partido”, detalló.

En marzo de este año, el extitular de la Secretaría de Salud anunció su intención de competir para dirigir el PRI a nivel nacional.