Por Jorge Morán

Argumentando que la revocación de sus derechos sindicales no se llevó a cabo en apego a la Ley, la diputada Victoria Bentley Duarte anunció que solicitará un amparo para ella y los 120 trabajadores que también fueron inhabilitados.

Este viernes la ex secretaria estatal del sindicato declaró que las acciones de los actuales dirigentes, Arturo Gutiérrez a nivel estado y Lázaro Mosqueda en Mexicali, son solo una cortina de humo para ocultar el mal manejo que han tenido en las cuentas de ISSSTECALI, y que además demuestran el miedo que les genera a su persona debido a que “les quedó muy grande la silla”.

Detalló que en todo caso, ella solicitó licencia en el sindicato desde el momento en que estaba por participar en la campaña electoral por la diputación que ahora ostenta, y que desde entonces ya no cuenta con los derechos sindicales que se le pretenden retirar.

Sin embargo, explicó que el procedimiento por el que se llevó a cabo no fue acorde a la Ley, pues en ningún momento se respetó el derecho de audiencia de ella y de sus compañeros al no ser notificados sobre el mismo.

Así mismo, señaló que para tomar una decisión de esa índole es necesario el acuerdo del 50% más 1 de todos los burócratas sindicalizados, es decir, se ocupaba el voto de más de 5 mil trabajadores en activo y 2 mil jubilados.

Es por ello que manifestó que buscará la herramienta del amparo para ella y sus compañeros sindicalizados.