TIJUANA, JULIO 15, 2019.- El establecimiento de la Guardia Nacional en Baja California ha comenzado a impactar las acciones de los grupos criminales y la tendencia ya registra una sensible disminución de la violencia, aseguró el gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, luego de encabezar la sesión de la Mesa Técnica de Seguridad en las instalaciones de la Policía Federal.

Bonilla Valdez aseguró que este ejercicio, que se realiza todos los días, comenzará a dar frutos; más de 300 efectivos de la recién equipada corporación ya se encuentran desplegados por zonas de alta incidencia delictiva, realizando labores que les faculta la ley, pero sobre todo en la prevención del delito con una estrategia disuasiva en la que al final participarán cerca de mil elementos.

Por su parte, el secretario técnico de la Mesa de Seguridad, Isaías Bertín, destacó el arribo de un fuerte grupo de elementos al municipio de Tecate; de acuerdo con las instrucciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la Guardia Nacional se deberá coordinar con las diversas corporaciones policíacas, pero especialmente con la sociedad civil para atender de manera directa y eficaz sus necesidades.

En la sesión mañanera de seguridad también participó el doctor Jesús Ruiz Uribe, delegado único del Gobierno Federal en Baja California, quien informó que la Secretaría de Bienestar inició con la instalación de módulos para migrantes que están siendo retornados, con la idea de que tengan la seguridad de un techo en nuestro estado para que convivan de manera humana, en tanto reciben la información necesaria acerca de sus solicitudes de asilo en los Estados Unidos.

El mandatario electo de Baja California aseguró por su parte que, en el tema de migración, siguiendo también las instrucciones del presidente López Obrador, “se les va dar el trato de humanos, como hermanos centroamericanos y exhortándolos siempre a que se conduzcan con respeto a nuestras instituciones y a la sociedad tijuanense”.

“Esa ha sido la historia de nuestro estado, la migración. Hemos podido lidiar con ella, en las buenas y malas, en altas y bajas, sentimos que es imprescindible que el trato humano se le dé a todo el mundo, pues no por el hecho de que los califiquen como migrantes son menos. Ellos buscan una mejor oportunidad en su vida, vienen aquí con esperanza porque ven progreso”, expresó Bonilla.

Advirtió que algunos van a lograr obtener su visa, otros se van a regresar, pero algunos más se van a quedar. “Así es como ha crecido nuestro estado, esperamos que cuando vengan y se integren a la sociedad, estos migrantes que decidan quedarse aquí, se comporten y no pasen a ser una parte del problema, sino de la solución”.

“Tenemos reportes de que tan solo la industria maquiladora tiene disponibilidad de empleo para 50 mil personas y sería muy importante para nosotros que algunos de ellos se integraran a la fuerza productiva, y estoy seguro que así será”, expresó finalmente el gobernador electo.

Información de DiarioTijuana.info