La excoordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador y ahora diputada electa por Morena, Tatiana Clouthier, aseguró que continúa apoyando el proyecto del presidente electo, pero decidió renunciar a la invitación para ocupar la Subsecretaría de Gobernación porque necesita tiempo para atender a su familia.

Sin embargo, apoyará las propuestas del López Obrador a quien le avisó de sus prioridades, luego de que terminó la campaña electoral y a quien le pidió tiempo, entre dos y dos años y medio para arreglar los asuntos familiares que tiene pendientes.

En entrevista con Manuel Feregrino para Grupo Fórmula se refirió a la serie de especulaciones que han surgido a partir de su anuncio y dijo que “la mente es la loca de la casa” y se pueden pensar muchas cosas pero la realidad es que sigue apoyando el proyecto del político tabasqueño y que no tiene ningún pleito con Olga Sánchez Cordero, futura titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Dijo que a pesar de que en su familia hay diferencias políticas, en el caso de sus hermanos, dijo que ella es de las personas puede no estar de acuerdo, pero se sienta a reconciliar y para ella una cosa es la vida privada y otra la pública.

Recordó que cuando López Obrador le hizo la invitación ella le dijo: “déjame hablar a mi casa y ver cómo están las cosas”, tenía dos posibilidades y le anunció que “liberaba una y pensaba en la otra para que hiciera la invitación, no la tengo fácil, tengo hijos adolescentes, preparatorianos con todo lo que eso implica y quedamos que en la campaña, seis meses y literalmente sólo iba a casa a checar y hay consecuencias ante esto y hay que atenderlas”.

Aseguró que seguirá trabajando de la mano con el próximo gobierno, que está lista para hacer proyectos y que es como que “en lugar de ir por la calle principal, vamos por una lateral” y descartó que le interese encabezar la bancada de Morena en San Lázaro.