Policías Federales continúan este jueves su protesta rechazando su incorporación a la Guardia Nacional sin liquidación y en demanda de apoyos.

Continúa cerrado al tránsito vehicular el Anillo Periférico, entre los ejes 5 y 6 Sur, por lo que autoridades capitalinas recomiendan a los automovilistas tomar previsiones.

El Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México informó que los inconformes se encuentran sobre Periférico y Telecomunicaciones, en la colonia Chinampac de Juárez, en la alcaldía Iztapalapa.

Al rededor de las 9:30 de la mañana, otro grupo también bloqueó la carretera México-Pachuca a la altura de San Juan Ixhuatepec , en dirección a Ecatepec.

Pese a la mesa de diálogo que se realizó el miércoles con autoridades federales, no se logró ningún acuerdo que permitiera concluir la toma de instalaciones y bloqueo, que se mantienen en Periférico Oriente.

Los inconformes anunciaron que la protesta permanecerá por tiempo indefinido, incluso la calificaron de paro nacional.

El miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la Policía Federal es un cuerpo de seguridad que se creó hace 20 años y se echó a perder en anteriores administraciones.

“Esta policía se creó hace como 20 años y la verdad no se consolidó, se echó a perder y con más intensidad se pervirtió en el tiempo que estuvo dependiendo de la Segob, desde arriba imperó la irresponsabilidad y la corrupción”, comentó López Obrador en un video difundido en sus redes sociales.

A esto, uno de los manifestantes señaló que los altos mandos son los corruptos. “Él dice que no hay transparencia, él sabe quiénes son los corruptos, que actué en contra de ellos”, dijo durante la protesta de este jueves.

Por breves minutos, elementos y familiares de la Policía Federal, que mantienen tomadas las instalaciones del Centro de Mando en Iztapalapa, tuvieron un momento de tensión al llegar al lugar cuatro camionetas del Ejército Mexicano.

Entre gritos que exigían que se retiraran, quienes se mantienen frente al Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa, simplemente se apostaron frente a los vehículos y no permitieron que continuaran avanzando.

En un breve instante, que no duró más de cinco minutos, los elementos del Ejército optaron por replegarse entre gritos de “¡Fuera perros, Váyanse con su presidente, aquí no hay manos negras!”.

Al momento de retirarse, tanto elementos como familiares comenzaron a gritar victoriosos y reiteraron su llamado a que las autoridades no se burlen de quienes por años han dado su vida defendiendo la seguridad de la población.

Los elementos de la corporación en diversos estados del país se manifestaron por las condiciones en las que se les pide renunciar a su antigüedad para causar alta en la Guardia Nacional, además de que se les proporciona equipo caduco y de mala calidad.

Los manifestantes reclamaron también que desde el inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador se les han reducido derechos laborales, incluyendo el riesgo de desaparición de un bono mensual.

Dijeron que en la transición hacia la Guardia Nacional son discriminados, por lo que muchos no fueron aceptados y, los que sí, “son tratados literalmente como perros” .

Luego del anuncio del inicio de actividades de la Guardia Nacional, los manifestantes denunciaron que nadie les ha avisado que desde el 1 de julio forman parte de esa corporación.