A LOS CIUDADANOS DE BAJA CALIFORNIA

En el año de 1982, atendiendo a mi vocación desde niño, inicié mi servicio como profesor de educación primaria, actividad que desarrollé hasta el 2001. Sin embargo, fue en el año de 1984 cuando decidí incursionar en el noble oficio del periodismo el cual he practicado en sus diversas opciones tanto en medios impresos, radio, televisión y portal de noticias en internet.

Muchas de mis experiencias en el periodismo y el magisterio me condujeron al plano social, para buscar resolver la problemática comunitaria de mi Estado, por lo que no dudé cuando se me presentó la ocasión para incorporarme al servicio público como representante del Distrito 1 de Mexicali ante la Cámara de Diputados. Por ello el 5 de enero de 2015, anuncié mi retiro temporal del periodismo.

Ser Diputado Federal ha sido uno de los orgullos y satisfacciones más importantes en mi vida profesional. En estos tres años he descubierto que existen hombres y mujeres que, en serio, hacen su mejor esfuerzo por cumplir con las expectativas de quienes votaron por ellos, con trabajo comprometido y con honestidad. Me ha quedado claro que no todo está perdido en la representación popular de la Federación.

A pocos días de concluir esta honrosa responsabilidad quiero por este medio agradecer, primeramente a Dios por darme salud y fortaleza para enfrentar esta noble responsabilidad de ser Diputado Federal; a los habitantes del Distrito 1, que abarca la zona oeste de Mexicali y hasta el puerto de San Felipe; a mi familia por estar siempre a mi lado, a mis amigos y compañeros diputados federales que en todo momento sumamos el trabajo para el bien de México.

Agradezco también al Partido Acción Nacional por considerarme como ciudadano invitado y desde luego a miles de panistas que a lo largo y ancho de Baja California y de México me tendieron la mano de amistad y solidaridad.

De manera especial reconozco y valoro la especial colaboración de muchos de mis compañeros periodistas en el Estado, pero especialmente Mexicali. A través de sus comentarios y críticas, confirmé la dignidad del oficio y el decoro del periodista que lo ejerce.

Una vez concluida mi responsabilidad como diputado federal el 31 de agosto, en los primeros días del mes patrio, retomaré mis actividades dentro del periodismo y la academia, con la misma vocación, responsabilidad y compromiso de siempre.

A todos muchas gracias.