Por Francisco Garfias

El controvertido Sergio Mayer está convencido de que a algunos les molesta que él presida la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados, pero no porque sea actor y empresario de “Sólo para Mujeres”, o porque no sea parte del círculo de intelectuales.

“A alguien le molesta que yo esté en cultura”, nos dice categórico el ahora legislador de Morena.

Y agrega:

“Les molesta porque estamos hablando de que no va a haber moches; de que la cultura va a llegar a la gente. A alguien no le gusta el que ya no vayamos a tener etiquetados directos.

“Los comentarios en mi contra llegan a ser tremendos, discriminatorios, desde que decidí estar en política.

“Lo que sí tengo claro es que seguramente estoy haciendo algo positivo, para generar tantas respuestas negativas”, remata.

Es cierto que los comentarios contra Sergio llegan incluso a ser de burla. No le perdonan nada por ser quien es. Le filtraron un audio en el que el entonces candidato a diputado descalifica a su equipo de trabajo en campaña.

La menor equivocación o tropiezo verbal es motivo de burla en redes sociales y en programas de televisión.

¿Ejemplo? Cuando dijo Palacio de Bellas Artes en lugar de Palacio Nacional.

¿Y tu mal carácter reflejado en el audio? —preguntamos.

—De entrada no eran mis empleados. Eran colaboradores. Hay una diferencia tremenda. Era el grupo más cercano a mi campaña.

“En ese audio estoy exigiéndoles resultados efectivamente. La tensión que hay en una campaña –y eso lo saben quienes han estado en una— es mucha. Soy una persona muy perfeccionista. No tengo que dar ninguna explicación, ni una disculpa, porque de entrada no insulto a nadie.

“Hablo en tercera persona cuando digo que estas personas son tal, porque no me interesa que estén allí. Pudo haber sido un grupo de jóvenes o de hombres y decir este grupo son tal porque no me sirven y ya… El audio está editado, es extemporáneo“.

Todo eso y más dijo al escritor y periodista Rubén Cortés y a este reportero en el programa Desde la Trinchera que pasará este miércoles a las 22:45 horas en ADN 40.

* * *

El pasado viernes adelantamos que venían pésimas noticias en el presupuesto 2019 para las universidades públicas. Dijimos que había la idea de recortarles 30 mil millones de pesos, a pesar de la promesa de más recursos que había hecho AMLO en la ANUIES.

Ayer se publicó que el recorte a las Universidades sería del 32 por ciento con respecto al año en curso, pero ya salió Carlos Urzúa, futuro Secretario de Hacienda, a decir que fue “un errorcito, ya se compuso”.

La curva de aprendizaje de los nuevos dueños del poder como que está saliendo bastante cara.

* * *

Muy tarde llegó al PRD la decisión de abolir “tribus” o corrientes, que tanto daño le hicieron al PRD. Las perspectivas son sombrías para el partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas en 1989 y que en el 2006 estuvo a punto de ganar la Presidencia de la República.

Nomás no se ve cómo el amarillo pueda recuperar a los votantes de izquierda que emigraron a Morena, después de la antinatural alianza que se hizo con el PAN por la ambición de obtener, en alianza, la Presidencia de la República.

El Sol Azteca tuvo, el pasado 1º de julio, su peor desempeño electoral. Ni la sombra de lo que llegó a ser.

Con AMLO en control de sistema político y con una agenda de izquierda, de nada le servirán cambios en los estatutos o liderazgos.

“Por su propia supervivencia política y proximidad ideológica, los miembros del PRD probablemente continuarán gravitando hacia Morena y apoyando los planes de López Obrador”, dicen los observadores de México en el grupo Eurasia, con presencia en cuatro continentes.

Agregan: “Ya quedó claro con la propuesta de reducir las comisiones bancarias, que la principal limitación provendrá de la reacción del mercado”.

* * *

Gancho al hígado de la CNDH al tan criticado Plan de Paz y Seguridad de López Obrador, que otorga a las Fuerzas Armadas el papel dominante en la lucha contra el narcotráfico.

El Organismo emitió ayer la recomendación 51/2018, dirigida al general Salvador Cienfuegos, titular de la Sedena, por la agresión con armas de fuego a una familia durante una persecución que militares hacían a otros vehículos en Reynosa, Tamaulipas.

Murió un joven de 20 años. Una víctima “colateral” más en la violenta lucha contra el crimen que dura ya cerca de 12 años.

“Este Organismo Nacional acreditó las violaciones al derecho humano a la vida de la víctima, así como a la seguridad jurídica de su padre y hermana por el uso ilegítimo de la fuerza pública atribuible al personal militar perteneciente a la 8/a Zona Militar”, dice un comunicado de Derechos Humanos.

Añade: “ante tal situación, su hijo hizo señas para que los militares dejarán de disparar; sin embargo, no se detuvieron; bajó del vehículo y recibió disparos, uno de ellos en la región lateral izquierda de la cabeza y cuello, privándolo de la vida. La hija reclamó al personal militar lo ocurrido; en respuesta le indicaron que las personas de las otras camionetas fueron las que dispararon y no el personal militar”.

Pero las investigaciones e inspecciones en el lugar de los hechos efectuadas por ese Organismo Nacional acreditaron que el vehículo en que viajaba la víctima “no estaba en medio de las camionetas de los supuestos agresores y los elementos militares, ya que había salido de la carretera para ubicarse en una zona de terracería y evitar la agresión; no hubo fuego cruzado, por lo que no se justificó que el personal militar accionara sus armas contra las víctimas”, puntualiza la CNDH.

FIN.