El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este miércoles que si evita responder al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, menos se enfrascará en polémica con Germán Martínez, exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cuestionado por el contenido de la carta con la que Martínez presentó el martes su renuncia, en la que plantea que los recortes al Instituto son inhumanos, López Obrador dijo respetar su punto de vista, pero no compartirlo.

“No voy a polemizar. Si fíjense que estoy planteando que no nos vamos a pelear con Trump, menos me voy a pelear aquí con Germán. Se van a quedar con las ganas, no ustedes, nuestros adversarios “, dijo a los periodistas en Palacio Nacional.

Sobre las declaraciones del presidente Trump de que México no está combatiendo la migración ilegal hacia EU y deja que los contribuyentes de esa nación se hagan responsables del problema, López Obrador remarcó que su Gobierno no busca confrontaciones.

“No vamos a pelearnos, para que haya pleitos se necesitan dos y nosotros no queremos pleito, queremos cooperación para el desarrollo y estamos manteniendo una comunicación permanente, entendiendo las preocupaciones que tienen las peticiones, que están formulando, pero siempre en un ambiente de amistad”, agregó.