La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, podría renunciar a su puesto si a cambio consigue que el Parlamento británico apruebe el acuerdo que alcanzó con Bruselas para la salida de su país de la Unión Europea (UE), según la BBC.

La información se conoce después de que presuntamente 11 ministros del gobierno de May se aliaron para forzar la dimisión de la primera ministra, que lucha contra reloj para que el Parlamento apruebe su Brexit.

“Esta noche hay en marcha una rebelión total para echar a la primera ministra Theresa May”, aseguró la noche del sábado el diario The Times, que citó a una fuente del gabinete: “El final está cerca. Se irá en 10 días”.

Sin embargo, ayer varios de sus ministros manifestaron públicamente su apoyo a May. El ministro de Finanzas, Philip Hammond, señaló en declaraciones a Sky News que hablar en este momento sobre expulsar a la premier era “francamente autoindulgente”.

Por su parte, el ministro para el Brexit, Stephen Barclay, dijo que el acuerdo de la primera ministra era la mejor opción y exhortó a los políticos a apoyar a May. En el mismo sentido, el ministro de la Oficina del Gabinete y canciller del Ducado de Lancaster, David Lidington, a quien se menciona como posible sucesor de May, declaró “estoy 100 por ciento detrás de la primer ministra”, al reconocer que May estaba “haciendo un trabajo fantástico”.