Por Jorge Morán

Ante la falta de capacidad de los albergues en Baja California para atender a la caravana de migrantes que ingresó hace algunas horas a territorio nacional, el Gobierno del Estado buscará gestionar con las autoridades de Estados Unidos para agilizar los trámites de recepción de migrantes.

El Secretario General de Gobierno del Estado, Francisco Rueda Gómez, reiteró que entre los 14 albergues para migrantes que hay en Mexicali, cuentan con un máximo de 500 espacios disponibles, mientras que de los 15 refugios de Tijuana tan solo uno cuenta con espacio para 150 personas más, el cual está limitado para mujeres y niños.

“Lo que hemos acordado es que se hará la gestión ante el gobierno norteamericano para que agilice el trámite que los migrantes hacen ante la autoridad migratoria norteamericana (CBP) para que sean más rápidos. Ahorita están tardando alrededor de dos meses, entonces tenemos saturados los albergues de Tijuana porque tardan mucho las citas”. Detalló el funcionario estatal.

Por otro lado, el Sector Salud del Estado comienza los preparativos ante la posible llegada del contingente de migrantes a fin de garantizar la atención médica preventiva y disminuir los daños a la salud que pudieran presentarse asociado al efecto migratorio.

El Dr. Néstor Saúl Hernández Milán, Jefe del Departamento de Epidemiología de ISESALUD, indicó que con base a experiencias migratorias anteriores se enfocarán en la detección de tres potenciales riesgos a la salud: Cólera, influenza y enfermedades transmitidas por vector como dengue, zika o chikungunya.

Para ello se desplegarán las unidades móviles de salud en los distintos refugios y centros de apoyo al migrante en el municipio de Mexicali, pues este suele ser el primer punto en recibir los movimientos migratorios, indicó el doctor.