Luego de que se eliminara la figura de la compensación universal y que diera pie a que muchos contribuyentes se ampararan, la Suprema Corte de Justicia emitió una jurisprudencia en donde declara improcedente la suspensión y que así los contribuyentes paguen sus impuestos en efectivo.

Así lo expuso la contadora pública certificada, María Elena Douglas del Toro, en entrevista posterior al desayuno semanal del Colegio de Contadores Públicos de Mexicali que preside, donde tuvo como invitadas a las abogadas Mayra Acosta Chávez y María Teresa Encinas Jiménez, quienes expusieron acerca de los nuevos retos jurídicos de las empresas, hacia una era digital.

La también maestra en impuestos, dijo que se habla de 2 mil 200 a 3 mil amparos que se emitieron a nivel nacional, luego de la publicación de la Ley de Ingresos de la Federación que entró en vigor el 1 de enero de 2019, eliminándose con ello la figura de la compensación universal.

Explicó que en el caso de los que presentaron su amparo y que fue concedido de manera provisional, no pierden el derecho en automático, todavía podrán compensar sus impuestos contra los saldos a favor y será ahora el Sistema de Administración Tributaria (SAT) el que a través de medios de defensa tendrá que solicitarle al juez que revoque esa suspensión para exigirle al contribuyente que estaba amparado y se le había concedido esa suspensión, deje de compensar y pague en efectivo.

“Estamos hablando de que ya es todo un proceso en donde ahora quien se debe de defender es el SAT, pues debe de iniciar todo un pleito para que el contribuyente acate esa resolución de la Suprema Corte”, expuso.

María Elena Douglas detalló que hay contribuyentes a los que sí se les concedió la suspensión provisional de la eliminación de la compensación universal, quienes de enero hasta la fecha habían estado presentando sus avisos de compensación, pagando con los impuestos que tenían a favor, en lugar de pagar en efectivo.

La contadora certificada mencionó que otro caso es el de los contribuyentes a los que no se les haya concedido dicha suspensión, quienes ya no podrán hacer nada, debido a que ya existe una jurisprudencia de la Suprema Corte que deben acatar los jueces, que lo declara improcedente, como tampoco los que pensaban presentar a futuro un juicio de amparo.

Asimismo, la presidenta del Colegio de Contadores Públicos de Mexicali reveló que no fueron muchos los contribuyentes que se ampararon debido a que el procedimiento, como es contra la ley de ingresos de la federación, el resultado es anual, y de aquí a que se les concediera a favor o en contra ya iba a pasar otro año en que tendrían que hacer todo el procedimiento de nuevo.

Y algunas empresas para evitarse el gasto y tiempo que les iba a llevar el pleito decidieron no presentar ningún amparo, y lo que están haciendo es pagando sus impuestos con efectivo, dijo.

En cuanto a Ley de Ingresos para 2020, comentó que tampoco esperan se modifique, debido a que la autoridad manifiesta que se ha hecho mal uso de la compensación universal, como las operaciones simuladas.

También relató que otra de las razones por las que no se va a regresar a la figura de la compensación universal es porque el SAT ha recaudado más impuestos en esta gestión, y obviamente las arcas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público están más llenas que nunca, porque al no haber compensación todos están pagando sus impuestos en efectivo.

Por último, señaló que como se ha dicho a nivel nacional a través de las cámaras empresariales, la autoridad está jineteando el dinero haciéndoles solicitudes adicionales de información a las empresas que solicitaron su devolución de impuestos, lo cual está afectando al contribuyente.