Por Francisco Garfias

Andrés Manuel López Obrador ya incluyó a The Wall Street Journal en la “prensa fifí”. Ésa que lo critica y que, según él, sabotea los esfuerzos emprendidos para cambiar al país.

Dice el Presidente de la República que la nota que publicó el diario estadounidense –Biblia de los inversionistas–, en el sentido de que México había bajado sus importaciones de gasolina en diciembre y enero, es una “volada”.

“Esa información de The Wall Street Journal es equivocada. Me da hasta pena decirlo. No tiene fundamento”, señaló en su conferencia mañanera.

Agregó: “Es lamentable que un periódico tan afamado publique una información que no obedece a la realidad y a las pruebas nos remitimos”.

No tenía a la mano los números, pero no tardó Rocío Nahle, Secretaria de Energía, en dar a conocer datos oficiales de las importaciones diarias de gasolina en los meses de diciembre y enero.

“En diciembre, el 93.1% fueron compras externas realizadas por Pemex y el 6.9% fueron volumen de gasolinas traídos por empresas privadas con permisos de importación otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Se incrementaron en 36 por ciento“, señaló la Secretaria de Energía.

El periodista Robbie Whelan, reviró en su cuenta de twitter:

“Los números de nuestra historia del fin de semana se referían sólo a las importaciones marítimas de Estados Unidos: los números que da @rocionahle se refieren al combustible de todos los países”.

* * *

Lo que es un hecho es que el discurso oficial falló. Prometía el regreso a la normalidad en el abasto de combustibles para el fin de semana pasado.

Pero las filas de vehículos y los bidones seguían allí el lunes y numerosas gasolineras permanecían cerradas en todo el territorio nacional.

Cifras de la Profeco: después de la revisión de 2 mil 809 gasolineras en 10 entidades y la Ciudad de México, entre el 11 y el 13 de enero, se encontró que en 1,953 no hay combustible.

¿Para cuándo la normalización en todo el país? Es la gran pregunta.

AMLO afirma que no tardará. No da fechas. “Se va regularizando el abasto. La tendencia es que pronto vamos regresar a la normalidad”, dijo ayer en su conferencia mañanera.

Pero no es para hoy. En la capital de la República bajaron las filas en los alrededores de las gasolineras, pero también es cierto que el gobierno de la Ciudad de México ya hasta quiere poner en marcha un programa que podríamos bautizar como “Hoy Sí Recargas”.

Ese programa, propuesto el fin de semana, está basado en el engomado de colores que se utiliza para la circulación, y determinaría el día que debes poner gasolina o diésel a tus vehículos.

Sabemos que en Querétaro también mejora el abasto. Nos lo dice el mismísimo gobernador Francisco Domínguez, vía WhatsApp:

“En la plática que sostuve el viernes con el Director General de Logística de Pemex, nos dijo que podría llegar a 75 por ciento este domingo, y que en la semana podríamos volver a la normalidad.

“Están cumpliendo bien”, subrayó.

Pero falta mucho para la normalidad. Ya se reportan impactos en Comercio y Turismo, y poca asistencia a la Feria de León. Hay 24 buques tanque que siguen fondeados en Tuxpan y Coatzacoalcos, en espera de ser descargados.

Cada buque nos cuesta 20 mil dólares diarios, según el experimentado consejero de Pemex, Fluvio Ruiz Alarcón, uno de los arquitectos del programa energético de Morena.

* * *

Y a pesar de la escasez de combustibles, el apoyo a la estrategia de cerrar ductos para combatir al huachicol sigue ahí, según las encuestas que han sido publicadas:

El Financiero dice que el 64% de los ciudadanos apoya la estrategia para combatir el robo de combustible, vía el cierre de los ductos. Reforma habla del 62 por ciento; Consulta Mitofsky muestra que dice que ese respaldo es del 56.7 por ciento; y De Las Heras asegura que es el 72 por ciento.

Aunque, dados los desafíos logísticos y los costos crecientes, la estrategia de cierre de ductos parece insostenible, especialmente si comienza a impactar la actividad económica y los precios.

Los expertos aseveran que muy probablemente AMLO tendrá que hacerle modificaciones a su plan vs el huachicol.

* * *

No se extrañe si pronto se entera de que Alejandra Barrales dejó al PRD para adherirse al MC.

En la cúpula amarilla nos dicen que, desde hace tiempo, la ex candidata a alcaldesa de la CDMX anda del brazo con Dante Delgado, el único que sacó ventaja de la derrotada Coalición “Por México al Frente”.

La sospecha de que Alejandra se va, la tienen desde que llegara con el mero mero del partido naranja a la toma de protesta de la trágicamente fallecida Marta Erika Alonso, gobernadora de Puebla, el pasado 24 de diciembre.

Por cierto que los cinco integrantes de la nueva “dirección nacional extraordinaria” del PRD tienen, esta mañana, un desayuno de acercamiento con los medios de comunicación.

Esa dirección colegiada la integran políticos jóvenes: Ángel Ávila, Estephany Santiago, Adriana Díaz, Fernando Belaunzarán y Karen Quiroga.

El reto que enfrentan es mayúsculo: depurar al Sol Azteca o desaparecer.

* * *

La Jucopo en el Senado aprobó la integración de la Comisión para Investigar si hubo sabotaje en la caída del helicóptero que costó la vida a la gobernadora de Puebla, y al coordinador de los senadores del PAN, Rafael Moreno Valle.

El priista Manuel Añorve, quien la va a presidir, nos dijo que los senadores pretenden realizar una “investigación paralela” sobre esa tragedia que conmovió a México.

“En el Informe que dieron a las dos horas ya estaban diciendo que hubo una falla mecánica. Nuestra intención es que ese informe ratifique o rectifique, pero que no quede duda”, dijo.

Van a pedir reuniones con los responsables de la Fiscalía, de la Marina y de la SCT, puntualizó.

FIN