Por Jorge Morán

Los migrantes de origen haitiano que han conseguido empleos formales en Baja California llegan a percibir salarios más bajos de lo habitual debido a que se aprovechan de sus condiciones migratorias, señaló el titular de la Secretario de Trabajo y Previsión Social del Estado (STPS).

Francisco Amador Iribe Paniagua dio a conocer que ha recibido información por parte de investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California indicando que algunos jefes toman ventaja de la situación migratoria irregular de sus empleados para pagarles salarios más bajos de lo ordinario.

“Esa fue una cuestión que me señaló la maestra Kenia Meda de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UABC, quien maneja un programa de investigación que estamos trabajando incluso juntos”. Compartió el funcionario.

No obstante refirió que hasta el momento no se cuenta con una denuncia en concreto y que, en general, las condiciones generales de trabajo de los migrantes son respetados, con un sueldo promedio por arriba de los tres salarios mínimos, lo que se percibe habitualmente en el estado.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cerca de mil 600 haitianos se encuentran registrados en su programa en Tijuana y alrededor de 700 en el municipio de Mexicali. Mediante un decreto emitido en julio del presente año se busca favorecer a esta población facilitando la expedición del documento de identidad que emite el gobierno de nuestro país, permitiendo su inserción al mercado laboral.