Washington, EU.- El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de EU, John Sanders, anunció este martes su renuncia en medio de una polémica desatada por las denuncias sobre las condiciones de detención de menores en un centro en Texas.

Sanders, quien fue designado el pasado 15 de abril, informó en una carta a los empleados de su agencia, revelada hoy por los medios locales, de que dejará el cargo a partir del 5 de julio.

La decisión se produce en medio de la controversia generada por las denuncias de un grupo de abogados que visitó un centro de detención en la localidad de Clint.

Los abogados advirtieron que cientos de migrantes menores de edad permanecían en el lugar en condiciones insalubres, sin pañales para bebés, jabón, ropa limpia, cepillos de dientes ni comida adecuada, versión que fue rechazada este martes, en un contacto con medios locales, por un funcionario de la CBP.

La controversia desatada por el informe de los abogados llevó a que los pequeños, que habían sido separados o bien de los adultos con los que cruzaron sin papeles la frontera o bien de madres adolescentes, fueran trasladados a otras instalaciones, según informó este lunes The New York Times.

Este martes se conoció que más de 100 niños fueron devueltos a ese centro, sin que se ofrecieran mayores detalles.

En su carta a los empleados de la CBP, Sanders explicó que presentó este lunes su dimisión al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Kevin McAleenan, a quien reemplazó al frente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.