Un tribunal brasileño ordenó este miércoles que el expresidente Michel Temer vuelva a la cárcel debido a la investigación en curso en su contra por acusaciones de corrupción.

Temer, quien fue presidente desde 2016 (tras la destitución de mandataria Dilma Rousseff por una presunta malversación) y hasta fines de 2018, cuando fue arrestado en marzo como parte de una investigación sobre sobornos en la construcción de una planta nuclear.

Posteriormente fue liberado.

Durante su mandato, los fiscales acusaron a Temer de corrupción en tres ocasiones. Pero la cámara baja del Congreso nunca dio su consentimiento para retirarle la inmunidad para que fuera enjuiciado. Su inmunidad terminó cuando dejó el cargo el 1 de enero.

El abogado de Temer, Eduardo Carnelos, comentó a la televisora Globo que sólo podía “lamentar” la decisión del tribunal. Dijo que Temer se presentaría ante las autoridades el jueves.

Con información de AP.