En sesión efectuada este miércoles, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación desestimó la impugnación hecha por el gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, para ampliar el período de su gubernatura.

El recurso interpuesto por Bonilla señala que tanto el Instituto Estatal Electoral había violentado los derechos políticos del morenista, dado que la gubernatura que ejercerá será por dos años, y no por cinco años, que fue la condición en la que Bonilla Valdez solicitó su registro como aspirante al Gobierno del Estado.

Sin embargo, el pleno del Tribunal determinó que el juicio presentado por el gobernador electo no cumplió con el principio de definitividad, es decir, no agotó todas las instancias, sino que se envió directamente al Tribunal Federal, sin haber pasado por el organismo judicial local.

Por tal motivo, se determinó que el recurso se envíe al Tribunal de Justicia Electoral de Baja California, para que resuelva al respecto.