Por Exaltación González

¿Alguien ha visto a los candidatos?

Por si usted no lo sabía, el próximo domingo 2 de junio habrá elecciones en Baja California para elegir gobernador, alcaldes y diputados al congreso local.

Las campañas de los aspirantes a gobernador iniciaron el 31 de marzo, y la de alcaldes y diputados este 15 de abril, sin embargo, en la ciudad, valle y San Felipe no hay ambiente electorero.

Salvo algunas “cuadrillas” de simpatizantes en los principales cruces de calzadas en Mexicali, las campañas no se notan, no se oyen, no se sienten, no emocionan.

Un alto porcentaje del colectivo ni siquiera tiene conocimiento que habrá elecciones, y mucho menos, sabe lo que se va a elegir.

Ya quedaron registrados en la historia aquellas campañas alegres, con tambora y cohetones, que anunciaban a la población que por ahí andaba el candidato y su comitiva pidiendo el voto ciudadano.

Ahora todo se concreta a que los simpatizantes del candidato porten una bandera, entreguen un folleto a los automovilistas, un jingle jocoso que haga alusión al candidato y el manejo de las redes sociales.

Se acabó el contacto “cara-cara” con el elector.

Hoy en día se graba un video, se le “inyecta” recurso económico en las redes, y con eso quieren convencer a los ciudadanos.

Pero hasta en eso andan rezagados.

Mire usted.

El padrón electoral en Mexicali integra a 797 mil electores en la ciudad, valle y San Felipe.

Los candidatos en sus páginas de Facebook tienen los siguientes seguidores.

Gustavo Sánchez Vásquez del PAN tiene 37 mil 500 seguidores.

Marina del Pilar Ávila Olmeda de Morena tiene 29 mil 500 seguidores.

Elvira Luna Pineda del PBC tiene 9 mil 700 seguidores.

Guadalupe Gutiérrez Fregoso tiene 2 mil seguidores

En tanto que Gerardo Aguiniga de Movimiento Ciudadano y Jaime Dávila Galván del PRD apenas abrieron sus páginas en redes sociales.

En conclusión, en suma, todos los candidatos juntos apenas alcanzan 80 mil seguidores, es decir, solo el 10% del padrón.

Tal vez esta sea la causa por la que la ciudadanía poco sabe de las elecciones y desconoce a los candidatos.

Por eso la gente se pregunta: ¿Y las campañas?